Actualidad El pasado 27 de julio el Parlament aceptó a trámite la proposición de ley para regular las asociaciones

Legal 08-08-2016

5 claves para entender la regulación de los clubs cannábicos en Cataluña

Por Cáñamo

Miguel Castejón

Cinco apuntes para entender el proyecto de ley para regular los clubs cannábicos en Cataluña.


En Cataluña la regulación de las asociaciones de consumidores de cannabis ya está en marcha. El pasado 27 de julio el Parlament aceptó a trámite la proposición de ley para regular las asociaciones que consiguió más de 54.000 firmas, al tiempo que rechazó la enmienda a la totalidad con la que el Partido Popular catalán intentó frenar el proyecto.

Ahora el Parlament creará una comisión para discutir el proyecto de ley y sacar un texto definitivo que pueda ser aprobado. En este artículo destacamos 5 claves para entender el proceso de regulación y la importancia del proyecto. 


1. Es el proyecto de ley para regular las asociaciones cannábicas más completo hasta la fecha.

No es la primera, pero sí la más completa. Navarra y País Vasco ya han hecho regulaciones, pero estas se limitan a reconocer la existencia de los clubs y detallan su finalidad y funcionamiento sin adentrarse en muchos detalles. A pesar de ser leyes poco concretas, el Partido Popular consiguió tumbar la ley de Navarra y también lo ha intentado —sin éxito— con la vasca.


2. Introduce medidas pioneras para el control del cultivo y el transporte de cannabis.

Esto es una novedad. Las regulaciones impulsadas en País Vasco y Navarra no tocan el tema del cultivo ni el transporte de cannabis. El proyecto de ley tramitado en Cataluña introduce un registro de la producción del cultivo y la necesidad de certificar externamente que la cantidad de cannabis producido se ajusta a la estimación de consumo de los socios.

También propone la creación de una autorización para el transporte de la cosecha, que incluye los datos de la asociación, la identidad del transportista y el destino, así como la cantidad y el tipo de producto que se transporta.


3. Incluye controles higiénicos y sanitarios del cannabis.

El texto del proyecto incluye un artículo para que las asociaciones tengan la obligación de realizar controles periódicos que garanticen que la marihuana y los derivados no están adulterados ni llevan contaminantes o agentes patógenos.


4. La futura ley puede entrar en confrontación con el código penal e invadir competencias estatales.

El artículo 368 del Código Penal castiga a “los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas”. Por esto la regulación del cultivo y el transporte pueden entrar en confrontación con el código penal.

No sólo se puede considerar que el proyecto de ley tiene como objetivo regular una actividad que está castigada por el código penal, sino que además éste es un ámbito que compete al Gobierno del Estado, por lo que también se puede entender como una invasión de las competencias estatales. Por esto es probable que, de promulgarse la ley, ésta sea recurrida al Tribunal Constitucional.


5. La iniciativa es una forma de presión y de visibilización de los consumidores.

Independientemente de la forma que adopte finalmente la ley, el sólo hecho de que se hayan conseguido más de 50.000 firmas para la ILP, que la proposición haya entrado a trámite en el Parlament y que se vaya a discutir en una comisión, ya es un logro.

Cataluña es la tercera comunidad autónoma que intenta llevar adelante un regulación en su territorio, y aunque las regulaciones de Navarra y País Vasco se han visto atacadas por el gobierno central, todo esfuerzo suma y ayuda a visibilizar a los casi 4 millones de españoles que reconocen haber consumido marihuana en el último año y a avanzar en la necesaria regulación de las asociaciones.

Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios