Actualidad Medicina

Medicina-Ciencia 27-04-2017

¿Chiles y marihuana para tratar la inflamación de estómago?

Por Cáñamo

Redacción


Tenía que llegar el momento en que algo que no parece tener relación fuese conectado por algún grupo de científicos. Según un reciente informe del que se hacen eco todos varios medios la marihuana y los chiles ayudan a solucionar problemas gástricos. 

Tal y como recoge Popular Science, el estómago es un misterio en cuanto a cómo debe funcionar contra los patógenos. Esta parte del organismo que es la que nos proporciona los nutrientes para seguir viviendo no puede actuar como otras partes contra las amenazas externas. Si cando hay una infección nuestro metabolismo funciona en plan “buscar y destruir” el estómago tendría un serio problema con eso debido a que cada día está entrando algo que es nuevo o diferente. Si el estómago atacase a la comida, en fin, os podéis hacer a la idea de qué nos pasaría. 

Cuando reacciona contra patógenos se suele producir una inflamación de estómago. Los celiacos o las personas que tienen colitis ulcerosa o son celiacos sufren este tipo de inflamaciones: el estómago se comporta como si esa comida fuesen patógenos y el estómago actúa en contra. El dolor suele ser tremendo y conlleva en muchos casos malnutrición y, a veces, cáncer de colon (en casos muy específicos). 

El estudio de Pramod Srivastava, inmunólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad de Connecticut, es un nuevo camino a explorar para el tratamiento del estómago inflamado. El secreto puede estar en la anandamida, una molécula que producimos de forma natural que está relacionada con el sistema endocanabinoide, descubierto por el doctor Raphael Mechoulam (la persona que sintetizó el THC). La química de la anandamida es muy similar a la composición del THC. Según este informe el estómago de los ratones se ha visto calmado por el uso de cannabinoides. Si esto es correcto y se prueba con éxito en seres humanos podría ser una vía para la cura de la colitis ulcerosa. 

La hipótesis que Srivastava sostiene se fundamenta en la idea de que las células que son sometidas a cierta temperatura actúan mejor en su función de preventiva inmunológica, lo que sucede cuando uno tiene fiebre es, precisamente, aumentar la temperatura corporal para ponerlo a trabajar en contra de la infección. La pregunta es ¿por qué pasa esto? 

“Se sabe que hay ciertas células de calcio que comienza a operar cuando se exponen a altas temperaturas”, dice Srivastava. “Por ejemplo, si una mano toca una piedra caliente, las células de calcio se abren, el calcio cae en los nervios y los impulsos nerviosos van al cerebro y de esta forma sabemos si está caliente o frío”. Si las células se activan de este modo ante el calor físico Srivastava se preguntó si el capsiacin (el componente químico del “calor” de los chiles rojos) produciría el mismo efecto. Y sí, al menos en pruebas de laboratorio funcionó. 

Los ratones diabéticos (un problema de estómago inflamado) hacían funcionar una célula de autoinmunización (la CX3CR1) que prevenía que el estómago se inflamase. La diabetes desaparecía del animal. Sin embargo, como no podemos vivir solo de chiles Srivastava buscó la relación entre el capsiacin y la activación celular. Parece que la anandamida es la responsable. 

El efecto de la anandamida (cierto estado de calma) producía en los ratones algo bastante similar a lo que sucede con el capsiacin. De hecho el capsiacin produce anandamida. ¿Y que otro elemento es parecido a la anandamida pero artificial? El cannabis. 

Estos descubrimientos hay que cogerlos con pinzas: se ha probado con ratones, no con humanos. Que la marihuana consiga lo mismo en humanos es tentativo, ni siquiera se sabe a ciencia cierta. Por otra parte, la comida especiada no suele sentar bien a la gente, sobre todo porque no es solo comida “caliente” en el sentido del capsiacin sino porque llevan plantas que no se digieren de la misma forma y suelen dar esa pesadez de estómago tan típica de esas comidas. Por tanto, si tenéis problemas de estómago inflamado, no corráis aún a meteros chiles como locos o a fumar como si no hubiese mañana pensando que así se os va a pasar. Esta gente está trabajando en comprobar si esto es correcto o no, en qué cantidades o de qué manera tomar el capsiacin o los cannabinoides. En fin, mucho por recorrer aún. 


Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios