Actualidad Resumen del año

Humor 28-12-2016

Las historias locas de fumetas del 2016 (parte 1)

Por Cáñamo

Redacción

El 2016 nos deja algunas historias de fumetas difíciles de creer pero totalmente verídicas. Podríamos decir que esto que les vamos a ir contando le pudo haber pasado a cualquiera pero no, esto solo le puede pasar a un fumeta bien ido de la cabeza. Pasen y vean.


El tipo que se comió los browies de marihuana de su hijo y llamó “puta” al gato


El pasado agosto el periódico The Omaha News (EE.UU) publicaba que un hombre de 53 años se comió (por error) unos brownies con marihuana que había preparado su hijo

Mientras veía la TV informó a su mujer de que estaba sintiendo “ansiedad de la mala”. Cuando la policía y los médicos llegaron a la casa, el hombre presentaba un comportamiento extraño: gateaba por el suelo, insultaba sin venir a cuento y llamaba al gato de familia “puta” (“bitch”). El hombre dijo a los médicos que estaba “flipando” y que no quería ir al hospital. Tras descansar el hombre se sintió mejor y no tuvo que ser ingresado. 

Desde luego, una de las historias más locas del año.


El tipo de Ohio que le pregunta a un agente de la ley por la marihuana que no encuentra


El señor del vídeo anda borracho como una cuba y se le ocurre preguntarle a un policía (que está grabando con su cámara personal) sobre dónde está su marihuana y que le ayude a encontrarla.


La pareja de colgados que dejaron que su hijo de trece años les llevase en coche


Un agente de Iowa detuvo a una pareja en un control cuando observó que el coche donde iban se comportaba de manera errática. El policía descubrió que la pareja estaba en la parte de atrás del coche mientras su hijo de trece años conducía el vehículo. El coche apestaba a marihuana y el hombre (Paul Deaton) le enseñó una pipa y un octavo de marimba. Además, aseguró que el chico no debería estar conduciendo, cosa bastante obvia, por otra parte.


Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios