Actualidad California, EE.UU

Sociedad 24-04-2017

Las “monjas” de la marihuana contra Donald Trump

Por Cáñamo

Redacción


Allá en el pintoresco estado de California las hermanas Kate, Eevee y Freya, las llamadas “monjas de la marihuana” han decidido atraer el ruido mediático para lanzar un desafío a Donald Trump y su política ambigua (como poco) y retrógrada sobre las leyes federales que afectan a la marihuana. 

Este colectivo se hace llamar Las Hermanas del Valle, y se autoproclaman monjas de su propia orden religiosa. Las hermanas llevan un negocio de productos cannábicos medicinales que opera con licencia del estado de California. 

El resultado son tinturas, aceites y cremas tópicas de CBD para combatir diversas dolencias y que venden a través de su tienda online. Sus productos no son psicoactivos pero a ellas sí que les gusta la marimba de quemar.

 

El caso es que las “monjas” alzaron su voz en contra de la política anti-droga de Trump con estas palabras: “Lo que Trump ha hecho por nosotras es poner un cohete bajo nuestros traseros y enviarlo a otro país”, dijo una de las hermanas a Metro.  “La respuesta que le damos a Trump es Canadá,” dijeron. 

¿Monjas comprometidas o inteligentes empresarias? Diríamos que lo segundo (aunque se compatible con lo primero): Ya venden online para Canadá pero pretenden ampliar su negocio con una tienda física cuando se legalice y este pequeño revuelo es publicidad gratuita que le damos los medios. Ellas ganan y los medios ganamos (porque la combinación Monjas + marihuana suele ser un buen SEO). No creo que Trump (o alguien en California) le preocupe lo más mínimo que Las Hermanas del Valle se trasladen a Canadá. 

Por si alguien tiene interés en el credo de las hermanas estas son las palabras de Kate, su fundadora, sobre qué es a lo que se dedican: “No somos una religión (…) No estamos aquí para emular nada de la Iglesia católica. Adoptamos un uniforme con el que la gente se identifica y que tiene un significado. Significa orden, disciplina y limpieza”, aseguró Kate. “Y sentimos que tenemos el derecho a usar este uniforme ya que la Iglesia católica lo ha abandonado”.


Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios