Actualidad Taiwan

Sociedad 25-04-2017

Grupo anti-gay pretende usar el uso de drogas como excusa para prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo

Por Cáñamo

Redacción


Un grupo de personas que se hacen llamar (ahora)  Baby’s Breath Anti-Drug Front  que tienen establecida su base en Taiwan han llegado a la conclusión de que para atacar el matrimonio entre personas del mismo sexo lo adecuado es meterse con el uso recreacional de las drogas. Si llegado a este punto piensa que son un poco tontos, enhorabuena, estamos con usted. 

Este grupo considera que las drogas son la raíz de todos los problemas relacionados con la homosexualidad, incluso que la gente se “vuelve” homosexual con el consumo de drogas. 

“No existe en estos momentos un consenso social sobre la homosexualidad o el matrimonio de gente del mismo sexo, pero hay un consenso sobre las drogas, que está conectadas con los grupos homosexuales,” cuenta su presidente Tsou Ting-hung a Taipei Times. “Los problemas relacionados con los hombres gais vienen de cómo se ha extendido el uso recreacional de las drogas, que en ultimo término provoca la expansión del SIDA. Sobre esto sí que podemos crear un consenso social común”. En otras palabras: los gais fuman canutos y extienden el SIDA. 

No queda muy claro qué pretenden este grupo de activistas con la droga porque en Corea del Sur tienen una de las leyes más duras contra la marihuana: incluso si te pillan con una pequeña cantidades el año de prisión no te lo quita nadie; los traficantes suelen obtener pena de muerte. 

Algunos defensores de que se rebajen las penas por posesión han sido atacados (verbalmente, se entiende) por este grupo de activistas que consideran que cualquier paso hacia la despenalización, aunque sea mínimo, podría llevar al caos de su sociedad. De hecho, el movimiento del partido en el poder es reforzar las leyes contra los reincidentes. Nadie va a mover un dedo para que la gente no vaya a la cárcel por posesión. 

Alrededro de 60,000 personas fueron arrestadas en Taiwan por delitos relacionados con la drogas, un 10% más que el año anterior. Los miembros de Baby’s Breath Anti-Drug Front dicen que aunque odian (literalmente) a los gays creen que es mucho más importante ahora mismo que no se descriminalice nunca la droga para uso recreacional y que pretenden probar que hay una conexión de la droga con la homosexualidad. Una vez probada la conexión irán a prohibir el matrimonio entre personas del mismo sexo. 

“Nuestro primer objetivo es detener el flujo de droga recreacional y luego mostrar que hay una conexión con los movimientos homsexuales”, dice Tsou. “Si existe consenso social entonces propondremos que no se debe legalizar el matrimonio homosexual”. 

Y el mundo está lleno de chalados como estos.

 

 


Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios