Actualidad La ILP tiene que ser aceptada por el Congreso en 15 días y después conseguir 500.000 firmas.

Cultivo 03-12-2016

Una ILP quiere legalizar el cultivo de marihuana en España. Te contamos lo más importante

Por Cáñamo

Miguel Castejón

Se trata de una oportunidad única de legalizar el autocultivo de marihuana. Esta ILP puede acabar convirtiéndose en ley.


Ayer viernes se presentó en el Congreso de los diputados una Iniciativa Legislativa Popular para regular el autocultivo de cannabis y las asociaciones de consumidores de cannabis. La iniciativa, que ha sido impulsada por el partido navarro RCN-NOK, tiene que ser aceptada por el Congreso en 15 días y después conseguir 500.000 firmas para que pueda ser discutida por los grupos políticos.

Se trata de una iniciativa inédita en España y una oportunidad única de legalizar el cultivo de marihuana. El texto completo de la iniciativa ha sido publicado por el portal Infocannabis, nosotros te explicamos lo importante de lo que propone esta ILP que puede acabar convirtiéndose en ley.

Una persona podrá cultivar para su propio consumo 8 plantas en exterior o 4 m2 en interior. 
El texo de la ILP dice que los cultivos deberán ser personales, ocultos de la vista del público y destinados a consumo propio. La cosecha no podrá exceder la cantidad de 10 gramos por persona y día, y no podrá pasar a terceras personas.

Las asociaciones podrán realizar cultivos comunales para los socios. Igual que en el caso anterior, los cultivos no podrán ser accesibles ni visibles al público. Se establece un límite de 8 plantas en exterior o una superfície de 4 m2 en interior por cada socio consumidor. Se cultivará un máximo de 10 gramos por persona y día. La cosecha no podrá pasar a terceros y deberá consumirse en privado, aunque no necesariamente dentro del local de la asociación.

Las asociaciones deberán ser sin ánimo de lucro. Las personas que quieran acceder deberán ser mayores de edad y acreditar que consumían cannabis con anterioridad. Deberán existir una programación de los cultivos, las cosechas y los consumos de cada socio, así como un registro actualizado. Las asociaciones deberán encargarse de procurar el acceso a cannabis libre de adulterantes y de facilitar información a los socios sobre los riesgos del consumo y la prevención de éstos. No se podrá hacer publicidad o promoción del consumo a personas ajenas a la asociación. 

En ningún momento la ILP menciona que las asociaciones deban limitarse a un máximo de socios, ni habla de la necesidad de un aval para entrar a formar parte de una asociación.

Se creará un registro municipal de cultivadores. Sólo se podrán registrar mayores de edad, y en el registro se constatará que la persona es consumidora de cannabis. Los registros serán privados y únicamente se dará acceso a ellos en el caso de una investigación judicial.

Según el propio texto, el objetivo de la ILP es “garantizar a entidades y personas la deseable seguridad jurídica, evitar la arbitrariedad, y dotar a la sociedad de unos instrumentos que verdaderamente incidan en la protección de la salud y en el ejercicio de los derechos fundamentales del consumidor y la ciudadanía en general”.

Por el momento todo esto no es más que una propuesta que aún tiene que pasar por varios procesos antes de poder llegar a manos de los diputados, quienes tendrían la posibilidad de modificar esta primera versión, y añadir o quitar artículos. Uno de los temas que quedan fuera de la propuesta de la ILP es el transporte de cannabis, una necesidad para las asociaciones, que tiene que llevar la cosecha desde el lugar del cultivo hasta el local de la asociación. El texto completo se puede leer aquí.

Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios