Artículos Extraído del número #209 de la revista Cáñamo

Medicina-Ciencia 09-06-2015

Ciencia en la World Cannabis Conference

Por Cáñamo

Texto: ICEERS


Durante el fin de semana del 20 al 22 de marzo se celebró, como cada año, la feria Spannabis en el recinto ferial de Cornellà de Llobregat (Barcelona). Y con ella, la programación correspondiente de charlas dedicadas al cannabis y a los asuntos que le rodean: ciencia, medicina, política, regulación...  En esta edición, y a diferencia de otros años, las conferencias disfrutaron de un lugar privilegiado, fuera del recinto ferial y libre de los ruidos e incomodidades de otros años. Las conferencias, mesas redondas, sesiones informativas y documentales se celebraron en el Auditorio de Cornellà bajo el nombre de World Cannabis Conferences (WCC, Conferencia Mundial de Cannabis); sin lugar a dudas, inspirado en la World Ayahuasca Conference, que ICEERS celebró en Ibiza el pasado septiembre. 

A ICEERS se le encargó la coordinación y moderación de una mesa redonda sobre la ciencia del cannabis que coordinó y moderó el Dr. José Carlos Bouso, director de proyectos científicos. Tres prestigiosos investigadores aceptaron nuestra invitación: el Dr. Sagnik Bhattacharyya, del célebre Imperial College London; la investigadora Chandni Hindocha, del también ilustre University College London, y el Dr. Arno Hazekamp, director en investigación y desarrollo (I+D) de Bedrocan BV, la única empresa de la Unión Europea que cultiva cannabis de calidad farmacéutica y que, por tanto, puede venderse en farmacias, al cumplir todos los requisitos técnico-legales como medicamento. 

Lamentablemente, el Dr. Sagnik Bhattacharyya no pudo asistir al evento. El día anterior a su participación escribió un correo electrónico disculpando su ausencia debido a la agudización de un dolor de espalda. El equipo de investigación en el que trabaja el Dr. Bhattacharyya ha sido de los primeros en demostrar cómo el THC y el CBD activan diferentes redes neuronales y cómo esa diferente activación da lugar a efectos psicológicos contrapuestos: mientras el THC, administrado en su forma pura en el laboratorio, produce efectos de tipo psicotomimético (parecidos a los que se dan de forma natural en algunos tipos de enfermedad mental), ansiedad y dificultades transitorias de memoria, el CBD reduce la ansiedad y no causa alteraciones de memoria. También demostró que administrando CBD antes de una inyección intravenosa de THC, el primero era capaz de contrarrestar los efectos psicotomiméticos, ansiogénicos y de alteración mnésica del segundo. Una pena no haber podido escuchar de primera mano los resultados de estos y otros estudios realizados por el Dr. Bhattacharyya. 

Como no hay mal que por bien no venga, su ausencia permitió que los otros dos ponentes disfrutaran de más tiempo en sus exposiciones. Abrió la mesa Chandni Hindocha con un recorrido histórico sobre el uso del cannabis y describiendo algunas de las propiedades del THC y el CBD. Los trabajos de Hindocha son muy interesantes. Administra THC, CBD y una combinación de ambos mediante vaporización para determinar su impacto en la respuesta ante la presentación de estímulos con carga emocional. Los voluntarios, bajo los efectos del THC, tienen más dificultades por reconocer expresiones emocionales que bajo el placebo, algo que no ocurre bajo los efectos del CBD. Es más, la combinación de THC y CBD no resta efectos de “colocón” a la que se obtiene cuando se administra solo THC, pero sí que revierte los problemas para reconocer expresiones emocionales. Esto quiere decir que el sistema endocannabinoide está involucrado en algo básico para la supervivencia: el reconocimiento de las expresiones emocionales de nuestros congéneres. 

Seguidamente, el Dr. Arno Hazekamp nos presentó el programa holandés sobre desarrollo de marihuana medicinal. Una charla magistral que sirve como ejemplo de cómo, si el legislador quiere, la marihuana puede convertirse también en una medicina y puede ser utilizada de manera segura por los enfermos para tratar sus dolencias. La intención de invitar al Dr. Hazekamp a participar en esta mesa redonda era precisamente esa: que sirviera como ejemplo tanto a legisladores como a cultivadores emprendedores, dado que los países de la Unión Europea necesitarán, tarde o temprano, marihuana medicinal en sus farmacias. El Dr. Hazekamp presentó análisis químicos y bacteriológicos que demostraban la seguridad de las marihuanas que cultivan: diferentes variedades cada una con proporciones diferentes de THC y CBD, manteniendo los terpenos, compuestos químicos de la planta que también pueden tener propiedades terapéuticas. Algo muy interesante que explicó el Dr. Hazekamp fue que los usuarios de marihuana medicinal holandeses mantienen unos patrones de consumo que están lejos de ser abusivos. 

Una mesa redonda muy instructiva, más si cabe gracias a la intensa e interesada participación del público asistente. 


*Extraído del número #209 de la revista Cáñamo


Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios