Entrevistas Extraído del número #214 de la revista Cáñamo España

Arte y Cultura 30-12-2015

Mario Díaz: Cantar lo que uno es

Por Cáñamo

Redacción

Mario Díaz no engaña a nadie, empezando por él mismo. Si buscas a alguien que haga música llena de imposturas y trampas, este no es tu artista. Sigue persiguiendo su sueño suspiro a suspiro, canción a canción.


Este disco juega con los conceptos de rock y reggae en su título. ¿Son tus dos brújulas estilísticas?

No tengo ninguna brújula a la que rezarle. El reggae es mi música de cabecera desde adolescente. Como cantante y compositor trabajo diariamente con guitarra o piano, lo cual me mantiene muy cerca de la esencia de la música; supongo que por eso tengo una enorme inquietud por conocer y nutrirme de otros tipos de música. El rock tiñe de guitarras el reggae de este tercer disco y es la actitud de mi banda en el escenario; no nos subimos a hacer un paripé, queremos desaparecer en nuestra música.


A pesar de hacer música reggae pareces estar en otra escena sin interactuar con sus protagonistas. ¿Siempre te gustó ir por libre?

Una vez escuché a John Lennon decir en una entrevista: “No intentéis hacer lo que otros artistas ya han hecho; intentad ser vosotros mismos, hacer vuestra propia música”. Es algo que desde mis comienzos me exijo día a día, no me gustan las copias de las copias. Imagino que esta filosofía está llevando mi música a donde tiene que ir, sin otra pretensión que su simple expansión entre la gente de la calle. En mis conciertos se mezcla gente de todo tipo… Eso es lo verdaderamente grande.


Tercer disco. ¿Podría ser como cerrar el círculo de una trilogía?

Es algo que siento dentro de mí, una trilogía que recorre la evolución de un estilo que empezó cerca de la rumba y que a medida que han pasado los años se ha ido despojando de clichés a los que se me asociaba para alcanzar por fin mi verdadero estilo.



“En mis conciertos se mezcla gente de todo tipo… Eso es lo verdaderamente grande.”

Tendiste un puente hacia La Habana hace un par de años. ¿En qué consistió esa experiencia?

La idea surgió de la primera gira que hice allí con Karamba, grupo de La Habana que conocí en un festival de Zaragoza. Llevaban un tiempo siguiendo mi música y me propusieron grabar un disco. Completamos el trabajo con voces de artistas españoles. Trabajar en el estudio y en el escenario con estas personas es una lección de vida que nunca olvidaré.


¿Crees que el flamenco ensarta bien con tu propuesta?

Todo lo que salga del corazón y esté carente de disfraz encaja bien en lo creativo. No me considero flamenco; puede que al no esconder mi acento original haya gente a la que le suene flamenco lo que hago, pero no hay nada más lejos de mi intención. Me muestro como soy: negar tu acento, para mí, es como negar a tu madre o a ti mismo.


¿Cómo ha sido este verano de conciertos?

Por suerte nuestro verano suele solaparse con otoño e invierno. Hemos tenido unos veinte conciertos desde mayo a agosto y en septiembre en Madrid, Barcelona y Valencia. El público que viene a nuestros conciertos es gente a la que le gusta escuchar música y vibra con las canciones… Es un público muy curioso y respetuoso con la cultura.


¿Qué ha significado tener a Tino di Geraldo a la producción?

Ha sido una sorpresa y toda una experiencia que me llevaré conmigo para siempre. Los artistas más grandes y de los que más puedes aprender son los más humildes. Me ha encantado redescubrir que aún existe gente que muere por la música real, la orgánica, la que te hace llorar, pensar y/o reírte, es una especie de oasis creativo en el desierto musical español.


¿Qué opinas sobre la situación legal del cultivo de marihuana en nuestro país?, ¿eres consumidor habitual?

Si el cultivo de marihuana no es legal en el país es porque no les interesa a los que parten y reparten. Siempre ha sido así, y depende de los que estamos a pie de calle luchar por las cosas que nos imponen y no estamos de acuerdo. Hace años que no consumo nada, ni siquiera tabaco; creo en la limpieza de mi cuerpo y desde hace tiempo trabajo para conseguirlo.


¿Cómo vives la actual situación de desamparo de los artistas?

Tengo muchos amigos artistas que funcionan en el panorama musical comercial. Ellos saben que no comulgo con sus estilos musicales, ni con las “trampas” que existen en este país para tener “éxito”. En un país en el que solo se reconoce como música un estilo, que reconozcan tu trabajo es toda una odisea.


¿Cuál es tu mayor sueño personal y profesional?

Sigo teniendo ilusión por lo que hago, ya que creo que es una bendición vivir de lo que vivo. Quiero seguir alimentando con proyectos mis inquietudes personales para que mi profesión siempre me ayude a ordenar mi vida.


Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios