Entrevistas Extraído del número #214 de la revista Cáñamo España

Arte y Cultura 05-01-2016

ToteKing

Por Cáñamo

Texto: Marc Isern / Fotos: María Mancipe

ToteKing es sin duda uno de los referentes de la rica escena hip hopera sevillana. Tras cinco años sin publicar disco en solitario, publica ahora 78 (Sony) que hace referencia a su año de nacimiento. En este disco, ToteKing logra darle continuidad a su lírica punzante, con elementos nuevos como algunas pinceladas de Trap y colaboraciones de lujo como Acción Sánchez de SFDK, Morodo o Griffi y otras de sorprendentes como Andreas Lutz de O’Funk’Illo o El Canijo de Jerez ex cantante de Los Delinqüentes. Lo hablamos todo con él.



La hoja de presentación de tu nuevo disco reza “vuelve el rapero del humor destroyer". ¿Ésta es una buena descripción de tu alter ego artístico?
(Risas...) Sí, no sé quién lo ha escrito pero acierta. Me gusta el humor negro, ácido, cabrón, el que duele… El que lo oye alguien que sospechaba que era una rata, y se molesta después de escuchar mi letra porque descubre ya al 100% que sí que lo es.
… Ojo! Soy un cabrón escribiendo… Pero el primero al que le cae es a mi. Sé reírme de mí mismo. Es lo más importante. Aquí todos somos igual de apestosos.


Dices que tu concepto de liderazgo se centra en el Vacile, los Versos y la Vida. Éste es el punto de partida de tu nuevo disco 78 ?
Sí, soy de la escuela de la combinación, de la escuela en la que se hacían discos de quince temas donde había de todo: vaciles, versos serios, ejercicios de rimas y estructuras, juegos de palabras, temática variada… Estoy orgulloso de mi escuela y de los artistas que inspiraban y promovían esta manera de hacer discos. No soporto la nueva forma de hacer música en la que un tipo está catorce temas contándote la pasta que tiene, la marca de su bebida favorita o las "golfas" que se folla.


Le has dedicado el título del disco al año en qué naciste. ¿Es un homenaje a tu edad?
Es un homenaje a mi quinta. Creo que es una buena quinta. Conozco a gente grande de mi quinta, es especial. Madurar no mola una mierda, no llevo bien las canas, los años son una putada para muchas cosas. Por suerte la cabeza me funciona mejor que antes, ya no soy el chavalillo perdido de hace siete años… Sé la música que me gusta y lo que quiero hacer, y tengo muchas ganas.


Hacía cinco años que no publicabas disco como Tote King. ¿A qué se ha debido?
En 2012 hubiera hecho un disco mío si no fuera porque salió otra cosa mejor que fue Héroe, el disco a medias con mi querido hermano. Era necesario para mí hacer algo con él. Después regalé el disco El tratamiento regio y me encerré a pensar en la estética del nuevo trabajo como Toteking. He dado muchas vueltas, contactado muchos productores, probado con varios músicos, y al final 78 es lo que ha salido.


De dónde nacen los textos del nuevo disco… Dices que hay una lucha personal contra su propio ser.
Sí, mis textos nacen de currar día a día como el que va a fichar a su oficina. Tengo mi propio estudio de grabación y vengo aquí casi a diario. Cuando no tengo ideas ni ganas me obligo, me pongo a buscar beats y a hacer freestyle encima, a beber un poco con colegas como Trafik, Rune, Jotandjota y a escuchar música. Al final acaba saliendo algo de una conversación, al final siempre acaba saliendo la letra. Lucho contra mí siempre, pero para ser exactos lucho más desde 2006. Ese año saqué un disco donde hay temas que siempre me suponen un reto.


Te metes con las redes sociales… Pues a muchos artistas les ha hecho muy conocidos. También ha permitido compartir la música, que no pinchan las radios.
No me meto con las redes sociales, me meto con los mendrugos analfabetos que pierden su vida colgando fotos de gatitos, frases de azucarillo o morritos y simbolitos de corazones hechos con los deditos. La gente joven ya lo tenía jodidamente difícil con nuestro sistema educativo de mierda…. Ahora los jóvenes no son capaces de prestar atención a nada más de dos minutos sin refrescar sus redes en el móvil.


Claro.
De ahí, a la gente sensata que sabe utilizar las redes para mover su música y trabajar, hay un abismo.



Lo que sí haces en el nuevo trabajo es meterte en política, citando Podemos. ¿Realmente la indignación ya es insoportable?
Estoy con Podemos. Mi indignación ya viene desde 2004, está todo en mis discos, por suerte todo se queda grabado y yo llevo hablando de estos temas catorce años.


¿Crees que la música puede cambiar algo?
Sí, claro. Mira lo que ha conseguido el rap en USA. Mira lo que consiguió el rock en su día. La cuestión es: ¿Puede la música cambiar las cosas hoy día? Yo no lo tengo tan claro.


Centrándonos en el nuevo disco, en la parte instrumental suenan arreglos de músicos. ¿Nos puedes contar un poco por qué?
Tenía muchas ganas de contar con banda en el estudio. Se consigue un sonido muy distinto al de un productor sin más. Yo ya tuve una banda en directo y fue la bomba. Tenía ganas ahora de tenerlos en el estudio. He estado probando con mucha gente y al final acabé currando con Pablo Cebrián. Sus arreglos me han encantado, le dan a los temas un sonido especial pero siguen sonando a rap. Tengo que seguir investigando con distintas bandas, voy a seguir currando por aquí.


¿Qué te ha parecido los inventos de mezclar hip hop con bandas de jazz como los que han hecho La Mala o Kase-O?
Siempre me han gustado esas iniciativas, claro. Valor siempre ante todo. Luego mucha gente dice que si te has vendido o que has cambiado el sonido, pero me importa eso menos que mi propia satisfacción. Creo que hay que hacer más cosas como estas.


Leo que eres fan de bandas de rock como Nirvana, Pearl Jam, Metallica o Soundgarden! ¿Esto te ha impulsado también a introducir estos sonidos orgánicos en temazos tan grandes como “Ya no me enfado” donde colabora Andreas Lutz de O’funk’illo?
Claro tío! Esas bandas son mi infancia entera!! Creo que es perfectamente compatible tener una educación musical rockera y acabar haciendo rap. También me gusta muchísimo el jazz, Gary Bartz, Thelonious, Red Garland, Barry Harris… El Soul norteño de Edwin Star, o el viejuco de Sam Cooke, pero si no hubiese tenido también mi rama rockera, nunca habría escrito las letras que escribo.


También es curiosa la colaboración de El Canijo de Jerez de Los Delinqüentes en “El premio pa’ ti”. ¿De dónde viene esta conexión?
Ya hice en su día un tema con Chico Ocaña. No suelo hablar mucho de ello pero me gusta el flamenco, me gusta Camarón, me flipaba Pata Negra, me encantaban los Mártires del Flamenco Billy y el Canijo es una de las mejores personas que he conocido en años. Me llevo una gran colaboración y a un amigo. El Canijo da energía. Estuve improvisando mientras él tocaba la guitarra toda la noche por la calle de bar en bar después de grabar. El Canijo es auténtico.


Y hablando de estos artistas… ¿Quiénes son más marihuanos, los rumberos o los raperos?
La peña del Reagge sin lugar a dudas. Swan Fyahbwoy, por ejemplo, fuma por cuatro personas. No sé cómo lo hace... (risas)


¿Qué papel juega la marihuana en tu música?
Algo muy especial. Pero yo no fumo jamás con gente. Me sienta mal. No soporto a nadie cuando estoy fumado. Cuando estoy solo, por el contrario… Hell Yeah! A veces fumo en mi estudio cuando me regalan cogollos los compañeros, pero jamás acompañado.



Por otro lado, a nivel instrumental también encontramos música electrónica mezclada con el hip hop, que quizá es una tendencia más habitual hoy en día. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación?
Claro, de hecho como siempre hago en mis discos, intento hacer de todo. Si el hip-hop cambia hacia nuevas formas yo opino que hay que estar fresco y adaptarse. Yo no me he hecho quince temas enteros de trap a 70 bpms, pero sí he hecho un par de ellos para sentirme a gusto en los nuevos palos del rap. El rap es competi en parte broder. Yo puedo rapear donde sea y siempre curro para eso, no quiero que nunca me pillen desprevenido.


¿Qué aporta en tu música Surce Beats, el productor murciano especializado en trap?
Me ha aportado un pedazo de instrumental. Estoy deseando hacerla en directo. Surce es un genio.


Una colaboración que hace especial ilusión es la que haces con Acción Sánchez de SFDK. ¿Por qué habéis tardado tanto?
Porque Zatu y yo no teníamos buena relación los últimos años, hasta que por fin hace un año nos vimos, charlamos y lo solucionamos todo. El tema con Sánchez ha quedado bastante bien, estoy contento por ambas cosas, por el tema y por poder darme un abrazo con Zatu después de años sin hacerlo.


Otros sevillanos que aparecen son Jotandjota, Murrah o Niñato… ¿Cómo anda la escena hiphopera sevillana? ¿Qué puedes contar de estos tres artistas?
Jotandjota es uno de los colegas con quien más tiempo paso junto con Trafik durante el año. Pasamos días en mi estudio haciendo Freestyle. Jotandjota tiene un estilazo rapeando, tiene frasazas, pilla beats modernos y los parte, me flipa lo que hace y lo valiente que es haciendo música. Murrah es otro colega que he conocido este año, lo escuché rapeando con Lasio y Danié y me quedé impresionado, tiene una clase y un estilazo que lo flipas, tiene barras de locos, es un chaval con maneras de nota mayor vaya. Niñato es un pedazo de artista y punto, pero en todo, rapeando, vistiendo, dando conciertos, haciendo acapelas…Vino conmigo de gira un año y es una bestia, destroza el escenario, es superinteligente, tiene miles de rimas con referencias culturales guapas, es divertido y muy completo. Sevilla nunca dejará de tener talento y ser una escuela referencia para el rap patrio.


¿Te has hecho de alguna asociación de fumadores de cannabis o tú no lo necesitas para comprar hierba?
Soy del club de un colega de Madrid. Me tuve que apuntar para visitar al Swan Fyahbwoy, que estaba dentro y me pasé a saludar. Me flipan estos sitios.



Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios