Opinión de expertos Extraído del número #186 de la revista Cáñamo

Cultivo 21-08-2015

La Skunk

Franco Loja

Por Franco Loja

Texto: Franco Loja; Fotos: Green House Seeds Co. y Strain Hunters Seed Bank


Durante los años sesenta, la marihuana fue muy difundida en Norteamérica y por todo el mundo occidental. Y un flujo casi inacabable de cannabis procedente del Tercer Mundo definió lo que fumarían generaciones enteras de hippies norteamericanos y europeos. Colombian Gold, Panama Red, Swazi, Mexican, Malawi Gold, Colombian Punto Rojo, Manga Rosa, Thai… Éstas fueron algunas de las famosas variedades locales que ahora pertenecen a la Hall of Fame (‘galería de la fama’) del cannabis. 

Desafortunadamente, la Convención de Estupefacientes de la ONU, firmada en 1961 por la gran mayoría de las naciones, señaló el comienzo de la era moderna de la prohibición. A finales de los años sesenta, y durante toda la década de los setenta, el flujo de cannabis fue interrumpido por los cambios en geopolítica, así como por los esfuerzos de varios gobiernos para controlar el uso y comercio del cannabis. La famosa guerra contra las drogas fue iniciada por el presidente norteamericano Richard M. Nixon en 1973. 

La prohibición limitó el suministro de lugares exóticos, fomentando cada vez más la producción doméstica. Desde 1975, Estados Unidos estaba empezando a ser un país productor y el número uno en el mercado de consumo. Pero el uso del cannabis se difundió rápido en el mundo occidental y más allá. 

Semillas de cannabis de todos los rincones del mundo fueron traídas constantemente por soldados que volvían de las zonas de guerra, así como por viajeros que empezaban a volar alrededor del planeta gracias a la llegada del transporte aéreo accesible. A través de los años, los fumadores se han convertido en cultivadores, y los cultivadores han empezado a criar. Los criadores (breeders) americanos pronto identificaron las mejores maneras de cruzar y hacer estos cruces más estables, usando la endogamia, el retrocruzamiento y la selección de rasgos. 

Las variedades sativas fueron mucho más apreciadas por su colocón psicodélico-triposo, pero su larga floración y su estructura alargada no permitían cultivarlas al norte del paralelo 30º. La gente se apoderó del conocimiento sobre cómo crear nuevas plantas, seleccionando las características más necesarias: rendimiento, resina, tiempo de floración, sabor, efecto. Así que los breedersempezaron a cruzar las larguiruchas sativas con la genética índica venida de India, Paquistán, Afganistán y Nepal. Y nació la Skunk. 

La Skunk fue creada originalmente como un cruce entre las variedades locales de Afganistán, México y Colombia. Fue criada en California, y de ahí se extendió a lo largo y ancho de Norteamérica y, eventualmente, a Holanda a principios de los ochenta del siglo pasado. La Skunk fue la verdadera primera variedad comercial, desarrollada para ser cultivada en todos los climas templados de la Tierra, así como también en interior. Y cambió las reglas del juego, lo cambió todo: se convirtió rápidamente en el estándar para la producción de cannabis. Flores grandes, buena producción de resina, tiempo de floración corto, pero, por encima de todo, un olor realmente picante dieron el nombre y la fama a la Skunk. 


A Sam the Skunkman –uno de los criadores vivos más famosos– se le conoce por ser la primera persona en traer y difundir en Europa la genética original de la Skunk #1, creada por la Sacred Seeds Company del norte de California. Hoy hay alrededor de veinticinco bancos que producen semillas alrededor del mundo. Las semillas de Skunk #1 han sido usadas en miles de cruces; un verdadero testamento para la gloria de esta variedad.

En 1992 empecé a cultivar Skunk en exterior, en Italia, desde semillas que un amigo trajo de Holanda. Después de esto, tuve la oportunidad de cultivar muchos interiores de Skunk, y también usé Skunk en alguna de las variedades de más éxito que hemos desarrollado en Green House Seeds Company, tales como Big Bang (Skunk x Northen Lights), Super Bud (Big Bud x Skunk) y The Church (Swiss Sativa x Skunk x Super Skunk x Northen Lights). Hoy en día, la Skunk se encuentra en más de cien variedades a la venta en varios bancos de semillas de muchos países. 

Un extraño fenotipo de Skunk #1 dio origen también a una de las más exitosas variedades inglesas: la Cheese. Durante largo tiempo fue una variedad de sólo clones, y la planta se popularizó alrededor del mundo cuando Big Buddha empezó a vender su Big Buddha Cheese después de ganar la High Times Cannabis Cup en la categoría de empresa de semillas. 

Pero no fue hasta el 2010 que Arjan y yo fuimos capaces de invertir la original Exodus Cheese, haciendo semillas feminizadas. Este proceso ha sido escogido por muchos, pero los machos invertidos fueron siempre estériles, no aptos para producir semillas. Gracias a mucha investigación y mucho tiempo invertido, finalmente encontramos la receta perfecta para invertirlos manteniendo la fertilidad. 

Otro fantástico cruce de la Skunk es la Super Skunk (Skunk x Afgana), que es un semiretrocruce, porque la Afgana ya se usó en la creación de la Skunk. Esta variedad se volvió también muy famosa en los noventa y la venden muchas compañías de semillas, como también es usada en cruces muy populares, como Peace Maker, White Skunk, El Niño, Great White Shark y Lavender. 

Hoy, después de muchos años, sigo enamorado de la Skunk y de todas sus variaciones. Es una de mis variedades favoritas, especialmente, la Cheese y la Exodus Cheese, por su potente aroma a tierra. 


Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios