Reportajes Extraído del número #214 de la revista Cáñamo España

Otras Drogas 15-12-2015

¡Que viene la flakka!

Por Cáñamo

Texto: Iván Fornís Espinosa / Fotos: Energy Control

En el transcurso de la evolución de nuestro querido planeta Tierra, hubo un momento no muy lejano en el que apareció la especie humana. No contenta la naturaleza, o dios o lo que sea, de haber creado tan perfecto y maravilloso ser vivo, decidió seguir innovando. Terence McKenna lanzó la idea de que determinadas sustancias psicoactivas estaban implicadas en la evolución de los primates hasta llegar a seres humanos (Gyrus, 2009). Pues bien, los últimos acontecimientos podrían corroborar esta teoría. Desde hace dos o tres años algunos humanos han dado un paso más. Bajo los efectos de una extraña droga, contenida en una especie de sales de baño, algunos individuos se han transformado en una especie de zombis caníbales.

Pero esto ¿es evolución o involución? No lo sabemos, aunque por la conducta de algunos, ciertamente podrían parecerse más a algún tipo de homínido antecesor que al Homo sapiens actual. Al menos es un cambio a otro estado diferente.

No obstante, este proceso no para aquí. Concretamente, este verano han ocurrido nuevos y sustanciales cambios en algunos “humanos”. Parece ser que estos cambios tienen que ver con la toma de otra extraña droga, llamada flakka. Como bien muestran diversos vídeos en YouTube, se ha podido observar cómo algunos individuos se transformaban en Hulk. Sí, sí, como lo oyen, ni más ni menos que el increíble Hulk. ¡Ahora sí que estaréis conmigo que vamos evolucionado!


Vamos a estudiar los hechos con más detenimiento.


La droga caníbal

El 26 de mayo de 2012 saltó a la prensa la noticia de que un hombre había devorado el 75% del rostro de otro hombre en la ciudad de Miami. Según la noticia, la causa de tan horrenda acción habían sido los efectos de las llamadas sales de baño que el caníbal había consumido. El compuesto activo de estas sales de baño se dijo que era la metilendioxipirovalerona (MDPV). No tardó en difundirse esta noticia por varios medios de comunicación, incluidos los españoles. Y no tardó en difundirse la noticia de que las sales de baño son una droga muy peligrosa que transforma a quien las consume en una especie de caníbal o zombi. Incluso comenzaron a aparecer noticias de casos parecidos. Nadie sabe de dónde sacó la hipótesis la policía de Miami de que este hombre se encontraba bajo los efectos de la MDPV. En la autopsia posterior no se detectó ni rastro de MDPV. Pero este dato no tuvo prácticamente ninguna repercusión mediática y solo apareció en algunos medios.

El caso es que este desatino de la droga caníbal ha seguido difundiéndose por diferentes medios. Incluso en una cadena de televisión se emitió una noticia con este título: “Llegan a España las sales de baño, una droga que fomenta el canibalismo”, alimentando otra vez el mito sobre la droga que te transforma en caníbal (Energy Control, 2013).

Alpha-pyrrolidinovalerophenone (alfa-PVP) en polvo.

La ‘flakka’ o droga Hulk

Aproximadamente sobre el mes de abril del 2015, comienzan a notificarse casos de personas con conductas extrañas que se supone habían consumido una sustancia llamada flakka, un nombre vulgar de un compuesto sintético denominado alpha-pyrrolidinovalerophenone (alfa-PVP). Curiosamente, estos primeros casos también son detectados en el estado de Florida, en Estados Unidos. Recordemos que el caso del primer caníbal también apareció en Florida (Miami), así que algo debe de tener esa tierra de prolífica para sacar personajes de película de miedo. En multitud de vídeos y noticias se pueden ver personas con comportamientos erráticos, violentos, sufriendo paranoias, delirios e incluso mostrando una fuerza extrema. En España varios periódicos se hacen eco de algún caso de intoxicación, por supuesto, sin confirmar analíticamente. Es el caso de un británico en Magaluf, Mallorca, con un titular de esta índole: “Flakka, la nueva droga mortal de la que solo hay un superviviente”.

La verdad es que, visto así, da bastante miedito pensar que con el consumo de ciertas sustancias aparezcan terroríficos seres: zombies, caníbales y Hulks por doquier. Quizás la teoría del mono dopado de nuestro querido Terence tiene otras terribles consecuencias, generando monstruosos humanoides en vez de seres cada vez más evolucionados y avanzados.


¿Qué dice la literatura científica?

A diferencia de la información que se ha difundido desde los medios de comunicación, en la literatura científica no se hace referencia a episodios de agresividad, violencia o estados de fuerza extrema inducidos por esta sustancia. La alfa-PVP es una sustancia sintética estimulante, de la familia química de las catinonas y con propiedades farmacológicas muy parecidas a las anfetaminas. Como todos los estimulantes de tipo anfetamínico, provocan una serie de efectos buscados por las personas usuarias, como son: estimulación, euforia, energía, eliminación del cansancio, etc. También pueden ocurrir otra serie

Estructura química de Alfa-PVP

de efectos adversos: nerviosismo, taquicardia, insomnio, aumento de la temperatura corporal, ideas paranoides, agitación, etc. Por lo tanto, es necesario aclarar varios puntos:

1. Los efectos que producen las drogas no solo dependen de sus propiedades farmacológicas, también influye, de manera más importante, el estado físico y psíquico en el que se encuentre la persona que las toma y el ambiente que rodea a esta persona. Es decir, no se puede explicar un determinado comportamiento en una persona solamente por el hecho de estar bajo los efectos de una sustancia.

2. Todas las drogas estimulantes pueden inducir, en sobredosis o en personas predispuestas, episodios de agresividad o violencia. Conviene destacar que, en nuestro medio, la droga más asociada a este tipo de problemas es el alcohol.

3. Antes de atribuir intoxicaciones o muertes a una determinada droga, se deberían esperar los resultados toxicológicos que confirmen su presencia en el organismo de la persona afectada. Además, es imprescindible distinguir entre aquellas circunstancias y situaciones frecuentes y los casos anecdóticos o excepcionales.

4. Estas drogas no son un fenómeno de masas en España. En Reino Unido y otros países de Europa la prevalencia de la alfa-PVP y otros compuestos derivados de la catinona sí que es notable, pero en España no deja de ser, generalmente, un fenómeno restringido a grupos de personas interesadas en experimentar con nuevas drogas.

5. Es importante tener en cuenta que para esta sustancia, así como otras de nueva aparición, el principal riesgo es la falta de conocimiento que hay sobre sus efectos. Son sustancias que no han sido probadas ni investigadas en humanos de forma que pueda establecerse unas pautas de consumo de bajo riesgo o la persona que la consuma pueda tener la información necesaria para gestionar su uso.


Concretando: la ‘flakka’ es alfa-PVP

Quizás un poco de información concisa, sin alarmismos y basada en la evidencia y el sentido común, no sea tan espectacular, pero sí mucho más útil para entender el fenómeno, no alarmar innecesariamente a la población y poder orientar a las personas que consuman esta sustancia. Vamos allá:

- La alfa-PVP es una sustancia estimulante del grupo de las catinonas sintéticas. Hace efecto a partir de los 3-5 miligramos, e incrementos de pocos miligramos producen una fuerte estimulación. Es decir, es una sustancia muy potente comparada con los estimulantes clásicos (anfetamina, cocaína, etc.). Si no se miden bien las dosis es fácil sobredosificarse y sufrir efectos adversos, incluidos los de tipo psiquiátrico. Los efectos duran entre 2 y 3 horas.

- Fue detectada por Energy Control por primera vez en noviembre del 2011. Hasta hoy, ha aparecido en 19 ocasiones (ABD, 2015). No es una sustancia que acabe de aparecer en el mercado.

- Se encuentra con más frecuencia vendida como otra sustancia. Las muestras fueron remitidas, al Servicio de Análisis de Energy Control, como: MDMA (5 muestras), desconocida (3), metilona (2), 3-MMC (2), ketamina (2), legal high llamada Ocean Snow (1) o mefedrona (1), anfetamina (1). Tan solo en dos ocasiones fue remitida como alfa-PVP.

- En ocasiones aparece combinada con otras sustancias. Diez de las diecisiete muestras solo contenían alfa-PVP. En dos se encontró alfa-PVP más diluyente

Legal high llamada Ocean Snow.

y en otras dos, alfa-PVP más subproductos de síntesis. En una muestra, la alfa-PVP venía mezclada con lidocaína y subproductos de síntesis (legal high); en otra, con metoxetamina, y en otra, con MDMA.

- No se dispone de estudios en humanos en relación con su toxicidad ni con su prevalencia de uso.

- Tras la primera generación de catinonas (MDPV, metilona y mefedrona), aparece la segunda generación, de la que la alfa-PVP forma parte. Esta segunda generación busca reemplazar a la primera una vez las sustancias van siendo fiscalizadas. En España no está prohibida.


A modo de conclusión

No se conoce una droga que vuelva caníbal a un ser humano. Tampoco que le otorgue una fuerza semejante a la de Hulk. Sin embargo, durante los últimos veranos, en decenas de informativos y prensa escrita se ha difundido la “droga caníbal” o la “flakka”, sustancias con efectos supuestamente devastadores, cuyas propiedades descritas tenían más que ver con las películas de ciencia ficción que con la realidad. Desgraciadamente, estos titulares son los que mayor impacto mediático han tenido. Las administraciones tienen dificultades para contrarrestar este mensaje y, con muchos menos medios, las asociaciones dedicadas a la reducción de riesgos se ven obligadas a lidiar con tópicos y falsedades que no ayudan a proteger la salud pública (Pradilla, 2015).


Contenidos relacionados

Accede o regístrate para comentar.

0 comentarios