Pasar al contenido principal

Aubrey Plaza y las “monjas de la marihuana” se echan unos canutos

Redacción

Cáñamo, la revista de la cultura del cannabis, nació en 1997 y está editada por La Cañamería Global SL.

Aubrey Plaza

La actriz Aubrey Plaza (Parks and Recreations, Legion) anda de promoción de su última película, The Little Hours una comedia en la que interpreta a una monja de un convento del medievo junto a Allison Brie (Mad Men, Community) y Fred Armisen (Portlandia, SNL) entre otros.

Qué mejor, dado su interés por las comunidades de religiosas un tanto atípicas, que juntar a Aubrey Plaza con las llamadas “monjas de la marihuana”. Como sabéis las monjas de las marihuana no son realmente monjas, aunque sí se dedican a cultivar marihuana y a venderla en California en la comunidad que llaman Sisters of the Valley (Las hermanas del Valle).

Watch Cut, los mismos que suelen poner en una misma habitación a gente de diferente pelaje, juntaron a las monjas y a Plaza a fumarse unos canutos y que camelasen de sus cosas mientras le dan a la lejía. Plaza nunca ha ocultado que es consumidora de marihuana y en este vídeo, por si alguien tenía alguna duda, lo deja bien claro.

La hermana Katie cuenta que todo el asunto de las “weed nuns” tras la denuncia que hizo Michelle Obama sobre la alimentación en los colegios de los EE:UU. Entonces el Congreso aprobó una  polémica propuesta para considerar a la Pizza dentro de los "vegetales" de tal modo que podrían presumir de que en los menús de los institutos son saludables. “Bueno, si ellos dicen que la pizza es un vegetal entonces yo soy una monja… Y me hice monja”, dice la hermana Kate.

Tal vez no sea tan guay que ellas se pongan votos de castidad, algo realmente absurdo en los tiempos en los que vivimos. Tampoco es tan guay ir a vender su producto (os recordamos que se dedican a vender sus propios productos) diciendo que es parte de la medicina holística, porque es un engañabobos. Una cosa es que la marihuana tenga propiedades medicinales, como la de paliar el dolor, y otra es hablar de “medicina holística” como remedio para cualquier cosa.

Al final Aubrey (que tira de ironía constantemente) dice que quiere ser monja de la marihuana, pero solo si puede seguir siendo actriz.

 

Nº 235 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo