Pasar al contenido principal
17 de Agosto de 2022

Menú de usuario

Plazo máximo de prisión provisional en España

Plazo máximo de prisión provisional en España
¿Cuál es el plazo máximo que una persona puede estar en prisión provisional en España?
Anónimo

El régimen de la prisión provisional está regulado en los artículos 502 a 519 de la Ley de enjuiciamiento criminal, ley que si bien fue promulgada en 1882, hace ya casi un siglo y medio, en este ámbito ha sido reformada en diversas ocasiones, siendo la redacción actual la adoptada por la Ley orgánica 13/2015, de 5 de octubre. El tema de su duración está regulado en el artículo 504. La duración máxima es de dos años, prorrogable dos años más. Este plazo máximo de cuatro años puede alargarse en el caso de que el acusado sea condenado y recurra la sentencia. En este caso, la duración máxima sería la mitad de la condena impuesta. Por ejemplo, si se le condena por un delito de homicidio a diez años de prisión, y se le juzga poco antes de cumplir el plazo máximo de cuatro años, en ese caso podría estar en prisión provisional hasta los cinco años, luego debería ser puesto en libertad. Eso sí, en los delitos con penas no superiores a tres años, el plazo máximo es de un año, prorrogable por otro año más. En estos casos de delitos no tan graves, en la práctica es muy poco frecuente que puedan estar en prisión más de un año. Sí ocurre en casos de violencia doméstica, en el que el sujeto hubiera quebrantado en diversas ocasiones las medidas de alejamiento y estuviera pendiente de ser juzgado por estos otros delitos. Volviendo a los plazos máximos, lo cierto es que las causas con preso en España se tramitan con mucha celeridad, dado que gozan preferencia respecto de cualquier otro tipo de proceso. Son pocos los casos en los que personas procesadas son puestas en libertad por superar los plazos máximos de detención. Además, el artículo 504.6 de la ley establece que, cuando se entra en el último tercio de la duración máxima del plazo máximo de prisión, se debe comunicar este hecho al presidente y al fiscal jefe del tribunal para acelerar al máximo la celebración del juicio, el dictado de la sentencia o la resolución del recurso. Y si ocurre, se puede imponer al excarcelado medidas muy restrictivas de la libertad, como presentarse cada día ante el tribunal. Y si incumple alguna de estas medidas, el artículo 504.4 establece que deberá volver a ingresar en prisión.

Gabriel Miró

Suscríbete a Cáñamo