Pasar al contenido principal

Pureza y tráfico

¿Ha de determinarse la pureza de la droga para poder valorar si su posesión está preordenada al tráfico?

En muchas ocasiones se intervienen cantidades de drogas que pueden ofrecer dudas con relación a si se poseían para el propio consumo o si estaban destinadas al tráfico. En el caso de las drogas duras (cocaína, heroína, MDMA…), es necesario determinar la pureza de la droga incautada para poder realizar una valoración de cuál puede ser su destino. Así, pueden haberse incautado diez gramos de cocaína, pero con una pureza muy baja, por ejemplo, del 20 %. La cantidad total de cocaína pura en este caso sería de dos gramos. Diez gramos, de entrada, pueden parecer una cantidad importante, pero la cantidad de cocaína pura, dos gramos, sí puede considerarse destinada al autoconsumo. Los juzgados y tribunales también valorarían, en el caso concreto, otros indicios. Así, no es lo mismo llevar los diez gramos en una única bolsa, que en veinte bolsas de medio gramo junto con una cantidad importante de dinero que pudiera considerarse producto de su venta al por menor. Hemos de señalar que la riqueza de principio activo no se valoraría en relación con el cannabis, pues en este caso es la propia planta la que produce el mismo y no se puede alterar el contenido de THC por la acción del hombre. Eso sí ocurre con otras sustancias como la cocaína que hemos puesto de ejemplo en esta respuesta: basta añadir a una cocaína con gran riqueza de principio activo cualquier sustancia adulterante para obtener una mayor cantidad de cocaína con un porcentaje de pureza inferior. No hace falta decir que este modo de proceder es muy frecuente y que la cocaína que habitualmente se consume es de escasa pureza.

Nº 238 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo