Pasar al contenido principal

Germinación y crecimiento en el ‘indoor’

Autocultivo fácil para mentes sencillas

Germinación y crecimiento en el ‘indoor’
Ilustración: Jorge Parras

La fase vegetativa o de crecimiento es la que va desde la germinación hasta el comienzo de la floración. En ella, las plantas desarrollan una estructura de ramas sobre la que luego crecerán las flores que formarán los cogollos. Es una fase muy importante, pues es cuando se crea el sistema de raíces que alimentará a la planta durante toda su vida. Un crecimiento cuidadoso es clave para que el cultivo de interior resulte un éxito.

Germinación y crecimiento
Germinación y crecimiento

¿Quieres saber más?

Las semillas

La calidad de los cogollos viene determinada, en primer lugar, por la genética de las plantas. Por muy buenos cultivadores que seamos, nunca lograremos una gran marihuana si las semillas no tienen buenos genes. Teniendo en cuenta el trabajo y el dinero que se invierte en montar un cultivo de interior y que el consumo eléctrico es el mismo se usen semillas buenas o malas, conviene gastar un poco más y comprar genéticas de calidad. No es necesario escoger las semillas más caras ni las últimas variedades en salir al mercado, basta con buscar variedades de bancos de semillas de reconocido prestigio.

Conviene gastar un poco en comprar genéticas de calidad

Para iniciarse en el cultivo de interior, lo más recomendable es usar semillas feminizadas para no desperdiciar espacio con los machos. Algunos cultivadores se inclinan por las autoflorecientes, pero la mayoría prefiere variedades de floración fotodeterminada porque permiten controlar el tamaño final de las plantas y suelen ser más potentes. Se pueden conseguir buenas semillas feminizadas desde cinco o seis euros por unidad.

La tierra

En las tiendas de cultivo se encuentran muchas marcas de sustratos, y todos dan buen resultado. Básicamente hay tres tipos: los sustratos light mix vienen ligeramente preabonados con los nutrientes necesarios para las dos o tres primeras semanas de crecimiento; los abonos all mix están preabonados con una dosis mucho más alta, por lo que no se requiere abonar en todo el crecimiento, son cómodos pero demasiado fuertes para germinar las semillas en ellos, no se deben usar con plantas de menos de dos o tres semanas de vida; por último, los sustratos ecológicos, que vienen preabonados con fertilizantes como el humus de lombriz o el estiércol, son los más recomendables si vamos a abonar las plantas con fertilizantes orgánicos.

La fase vegetativa

Las variedades autoflorecientes se cultivan durante todo el ciclo con el mismo fotoperiodo, normalmente 18/6, 20/4 o 22/2. Las fotodeterminadas, que son las de toda la vida, reciben 18/6 durante la fase de crecimiento y 12/12 durante la floración. La fase de crecimiento de las plantas de semilla debe durar, al menos, tres o cuatro semanas para que puedan desarrollarse bien, pero, si se desea y hay espacio suficiente, se puede alargar varias semanas para crear plantas más grandes, aunque no es lo más recomendable en las primeras cosechas. Hasta que el cultivador tenga algo de experiencia, mi consejo es florecer las plantas a las tres o cuatro semanas de germinar.

No hay que esperar a que las plantas ocupen todo el espacio para ponerlas a florecer

No hay que esperar a que las plantas ocupen todo el espacio para ponerlas a florecer, ya que el cannabis crece mucho durante las primeras tres a cinco semanas de floración; según las variedades, puede llegar a doblar o incluso triplicar su tamaño.

Conforme las plantas van creciendo, hay que ir elevando la lámpara para que las puntas no se acerquen demasiado a la bombilla, ya que podrían quemarse. La distancia entre la bombilla y la parte superior de las plantas debe ser de 20 a 40 cm con lámparas de 400 W, y de 30 a 60 cm con lámparas de 600 W.

El trasplante

Cada vez que la maceta se empiece a quedar pequeña conviene trasplantar la planta a una mayor. ¿Cómo sabemos cuándo toca trasplantar? Las raíces que llegan a la pared de la maceta siguen creciendo dando vueltas alrededor del pan de tierra, lo que las debilita y frena su desarrollo. Lo ideal es trasplantar antes de que esto suceda. Para comprobar el estado de las raíces, se debe poner la planta boca abajo y sacar el pan de raíces con cuidado del tiesto; si vemos que las raíces ya están empezando a dar vueltas, ha llegado el momento del trasplante.

Es muy importante trasplantar de modo que el pan de raíces sufra lo menos posible. Nunca hay que tirar del tallo de la planta para sacarla, sino que deberemos dar la vuelta a la maceta, mientras se sujeta la tierra con la mano y se deja que el pan de raíces se deslice fuera del tiesto. La tierra que se añada a la nueva maceta debe ser igual que la que había, para que las raíces no noten cambios. La tierra debe estar húmeda pero no encharcada. Después de trasplantar, hay que regar bien las macetas para que la tierra se asiente, pero no se debe aplastar demasiado con las manos, porque si la tierra está muy apretada las raíces no crecen con facilidad. Un estimulador de raíces puede ayudar a reducir el shock del trasplante y acelerar la recuperación de las plantas.

Los abonos

Cualquier abono de crecimiento sirve, pero se obtienen mejores resultados con los específicamente diseñados para el cultivo de cannabis, especialmente si son orgánicos, pues es más difícil dañar las raíces con ellos. La gama de abonos para cannabis es enorme, hay docenas de marcas y cientos de productos. Lo más importante es no añadir demasiado, hay que respetar las indicaciones de la etiqueta y, al menos al principio, no poner abono en cada riego. Las plantas pequeñas requieren poca comida y suelen tener suficiente con uno o dos riegos con abono a la semana.

Alterna los riegos con abono con riegos de agua sola

Alterna los riegos con abono con riegos de agua sola, y espera hasta que la tierra esté moderadamente seca antes de volver a regar. Es muy frecuente ver plantas ahogadas por exceso de riego: las raíces no pueden respirar correctamente en un sustrato permanentemente anegado y acaban por enfermar y asfixiarse.

La sobrefertilización provoca graves problemas en la plantación: las hojas se ponen de color verde oscuro, se retuercen en forma de garra y la planta crece mal. Ante el primer síntoma de exceso de abono, hay que regar las plantas solo con agua durante una o dos semanas antes de volver a fertilizar.

Cuándo pasar a floración

En la mayoría de las variedades conviene cambiar al fotoperiodo 12/12 cuando las plantas tienen entre 30 y 50 cm de altura. Esta medida permite que las plantas no superen los 120 cm de altura en el momento de la cosecha, que es la medida máxima recomendada para que toda la planta reciba suficiente luz y la producción sea alta, pero sin que el ciclo se alargue en exceso.

Primeras semanas de crecimiento
En las primeras semanas de crecimiento, es esencial no regar en exceso.
Germinación fuera de la maceta
Si germinamos fuera de la maceta, hay que trasplantar las semillas en cuanto se abran.
Primeras hojas
La aparición de las primeras hojas marca el momento en que la plántula empieza a absorber nutrientes del suelo.
Plántulas de tres hojas
Las plántulas de tres hojas son curiosas pero igual de válidas que las de dos.
Poda de la punta del tallo central
La poda de la punta del tallo central provoca un aumento del crecimiento de los brotes inferiores.
Raíces
Cuando las raíces tienen este aspecto, ha llegado el momento de trasplantar a una maceta mayor.
Primeras semanas de crecimiento
Germinación fuera de la maceta
Primeras hojas
Plántulas de tres hojas
Poda de la punta del tallo central
Raíces

Texto y fotos: José T. Gállego | Cómic: Jorge Parras

Contenido relacionado

¿Cómo plantar diferentes clases de autofloreciente en interior?

Autoflorecientes ¿Mejor exterior o interior?

10 elementos imprescindibles para el cultivo interior

Diferencia entre el abono de crecimiento y el de floración

Anatomía de la marihuana para principiantes

Anatomía de la marihuana para principiantes

¿Qué es el CBD y qué propiedades tiene?

¿Qué es el CBD y qué propiedades tiene?

Algunos trucos y consejos para tu primera vez con la weed

Algunos trucos y consejos para tu primera vez con la weed

Primeros pasos de cultivo de interior

Final Grow: el documental sobre cultivo interior de cannabis

Final Grow: el documental sobre cultivo interior de cannabis

Cultivo ecológico

Los objetivos

Nº 255 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo