Pasar al contenido principal
17 de Agosto de 2022

Menú de usuario

Producción en interior

Miniatura
Me gustaría que me explicases una duda que tengo sobre el cultivo en interior y que se refiere a la producción. Estoy pensando en comprar un armario de cultivo pero querría saber cuánta hierba puedo cosechar, más que nada para asegurarme de que sea suficiente para todo el año y así no tener que comprar nada. ¿Crees que con un armario y una lámpara es posible cultivar todo lo que uno se fuma en un año? Muchas gracias por tu ayuda.
Santi

La producción de un cultivo de cannabis depende de muchos factores, pero los más importantes son la potencia de la lámpara, la variedad cultivada y la experiencia, sabiduría y cuidados que pone el cultivador. En condiciones óptimas, es decir, cultivadores con experiencia que se ocupan con dedicación de sus plantas, tienen un armario de cultivo bien montado y, muy importante, cultivan variedades productivas que conocen bien, pueden llegar a cosechar hasta un gramo de cogollo seco por cada vatio de luz. Es decir, si usáramos una lámpara de 400 W, cosecharíamos 400 g. Esta producción de 1 g/W es posible pero no es fácil ni se consigue en la primera cosecha; muchos no llegan nunca a estas cifras. Los principiantes que empiezan a cultivar partiendo de semillas en un armario con una lámpara y un extractor no sacarán tanto; con suerte llegarán a la mitad, es decir, 300 g con una lámpara de 600 W o 200 g con una de 400 W. Que la cosecha no sea tan abundante como podría llegar a ser no quiere decir, ni mucho menos, que la calidad tenga que ser mediocre; pueden recogerse cogollos muy buenos. Un cultivador con algo de experiencia y semillas de buenas variedades productivas puede conseguir sin mucha dificultad llegar a 0,7-0,8 g/W. 
Los datos de producción de los que hablamos son siempre por cosecha, lógicamente, en interior se pueden hacer varias cosechas al año, tres fácilmente y cuatro si se escogen variedades de floración rápida. Esto quiere decir que no es difícil superar el medio quilo al año con una lámpara de 400 W, o acercarse al quilo anual con una de 600 W. 

La mejor forma de aumentar la producción anual es ir corrigiendo detalles poco a poco para aprovechar mejor el espacio y la luz. Hay que intentar que las plantas ocupen completamente todo el sitio disponible y que haya el mayor número posible de cogollos a la distancia óptima de la luz. Para lograrlo es recomendable despuntar las plantas durante la fase de crecimiento para estimular su ramificación y lograr más cogollos. También es importante mantener las lámparas tan cerca de las plantas como sea posible sin que se quemen, y controlar la temperatura para que se mantenga en el rango óptimo (22-25 ºC a la altura de los cogollos). 

Algunos autocultivadores con poco espacio pero con un gran consumo de cannabis usan un sistema muy interesante que permite aumentar considerablemente la producción anual: el sistema de cosecha continua. Es una técnica que requiere de dos salas o armarios de cultivo, uno para floración y otro para crecimiento, aunque este último espacio no tiene que ser muy grande, basta con la mitad de tamaño que el de floración y de 25 a 40% de los vatios de iluminación. Por ejemplo, si ilumináramos un metro cuadrado con una lámpara de 400 W en floración, bastaría con 0,5 m2 y 100-150 W de luz, que podrían ser de tubos fluorescentes. En el armario de crecimiento, con fotoperiodo 18/6, vive una planta madre y a la que se le van sacando dos esquejes cada semana, que una vez enraizados crecen durante tres semanas más antes de pasar al armario de floración. 

En el armario de floración hay dieciséis plantas, que han ido entrando de dos en dos cada semana, por lo que hay dos que llevan ocho semanas y están listas para cosechar, otras dos que llevan siete semanas y les queda una, y así sucesivamente hasta las últimas dos, que solo llevan una semana en floración. Cada semana se cosechan dos y se sustituyen por las dos que llevan tres semanas de crecimiento en el otro armario, que a su vez se sustituyen por dos esquejes recién enraizados. De este modo, el armario de floración produce dos plantas por semana, más de cien al cabo del año. Con una lámpara de 400 W se puede esperar que cada planta produzca entre 10 y 15 g, por lo que la producción semanal sería de 20 a 30 g (de 1.000 a 1.500 g al año), fácilmente el doble que con el sistema tradicional de hacer toda la cosecha a la vez. 
 

Suscríbete a Cáñamo