Pasar al contenido principal

Caos con el fotoperiodo

Necesito tu ayuda. Mis plantas se han vuelto locas. Este año la he liado bien. Las germiné en febrero para que tuvieran tiempo de crecer mucho y lo hice en un miniinvernadero donde les encendía además una bombilla para alargarles el fotoperiodo y para protegerlas del frío. En marzo las saque fuera y empezaron muy bien, pero es que se pusieron a florecer cuando medían tres palmos y estuvieron floreciendo hasta que de repente les han salido unos tallos rarísimos en los cogollos y se han parado. ¿Qué les pasa?, ¿qué hago? ¡Socorro!

Hugo

La causa del problema viene, casi con toda seguridad, por el fotoperiodo. Las plantas de cannabis florecen en función del fotoperiodo. El problema de sembrar las semillas demasiado pronto es que los días todavía son muy cortos y aunque alargaste el fotoperiodo con la bombilla cuando las sacaste fuera en marzo (ya sin la bombilla) se encontraron con un fotoperiodo 12/12 ideal para florecer, y eso empezaron a hacer. Al llegar a mayo, cuando estaban ya avanzadas en la floración, los días más largos volvieron a poner a las plantas en modo crecimiento y por eso han empezado a brotar extraños tallos; son las nuevas ramas que pretenden desarrollarse, solo que, al salir de una planta en floración, hay un caos de hormonas que tardará unas semanas en organizarse.

En esta situación se puede optar por intentar que la planta acabe de florecer, y para ello hay que ponerla en un fotoperiodo de floración. La forma más sencilla es meterla cada día en un lugar completamente oscuro durante doce horas y sacarla el resto del día al sol.

Caos con el fotoperiodo

Si por el contrario lo que se quiere es que la planta deje de florecer y siga creciendo normalmente para que haga una nueva floración en verano, lo mejor es cortar todos los cogollos con cuidado pero intentando dejar tantas hojas en la planta como sea posible y empezar a regarla con abono de crecimiento. En cuanto se vea libre de flores y bajo un fotoperiodo de crecimiento, volverá a crecer.

Siempre aconsejo sembrar en abril o en mayo para evitar floraciones anticipadas, pero si un cultivador decide plantar antes para que las plantas dispongan de una larga temporada de crecimiento que les permita hacerse muy grandes, debe tener este asunto en cuenta. La mejor forma de evitar la floración prematura es alterar el fotoperiodo con luz artificial para acortar la noche e impedir la floración. Cualquier bombilla, aunque sea de poca potencia, es suficiente y ni siquiera tiene que estar encendida toda la noche. Basta con que se encienda un cuarto de hora a mitad de la noche para que no haya suficientes horas de oscuridad continuada como para que se desencadene la floración. Es importante no dejar de encender la bombilla hasta que el fotoperiodo natural sea lo suficientemente largo para impedir la floración por sí solo.

Nº 252 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo