Profesor Cáñamo

¿Cómo debo limpiar las macetas?

¿Cómo debo limpiar las macetas?
Pregunta
El año pasado tuve una plaga enorme de arañas rojas que me amargó la vida durante el mes de agosto. Mis plantas florecieron de pena y acabé cosechando unos cogollos bastante chungos y llenos de arañas. No quiero que me vuelva a pasar este año y voy a echarles productos contra las arañas desde el principio, pero me han dicho que los huevos pueden sobrevivir en la tierra y en las macetas durante el invierno. ¿Qué debo hacer para evitar que las arañas ya estén en las macetas desde que siembro las semillas? ¿Hay alguna forma de matar las plagas completamente antes de empezar la cosecha? Gracias, profe.
Pablo
Respuesta

La capacidad de supervivencia de las plagas es asombrosa. Los huevos o las larvas de muchos bichos son capaces de permanecer durante meses a la espera de que el clima mejore o de que aparezcan nuevas plantas que infestar. No olvidemos que hay muchas plagas que solo están activas durante la época de crecimiento de las plantas, desde la primavera hasta el otoño, y que desaparecen durante el invierno. Lógicamente, si todas muriesen no aparecerían de nuevo en la siguiente primavera. Normalmente sobreviven en forma de huevo o de larva enterradas bajo la superficie de la tierra, escondidas en pequeños agujeros o rendijas, o entre las hojas secas que se acumulan en el suelo.

Cuando cultivamos directamente en el suelo lo mejor es rastrillar y eliminar todos los restos secos de las plantas del año anterior y arar la tierra al menos un mes antes de la siembra para sacar las larvas a la superficie y que se mueran. Algunas sobrevivirán, pero siempre habrá menos.

Al plantar en macetas es más fácil acabar completamente con todas las larvas y los huevos del año anterior, siempre que nos lo tomemos en serio. El primer paso es tirar toda la tierra usada; es mejor hacerlo después de la cosecha para que no permanezca dentro de las macetas durante el invierno. Tras vaciar las macetas de tierra, hay que eliminar los restos de tierra que puedan quedar pegados; yo suelo esperar unos días para que la tierra que queda se seque bien y luego la elimino con un cepillo de cerdas duras. Luego hay que barrer el suelo para quitar los restos que puedan quedar y lavar bien las macetas con agua y lejía. Un buen sistema es sumergirlas durante un buen rato en un cubo o bidón lleno de agua con bastante lejía para esterilizarlas bien. Luego las frotamos a conciencia con un estropajo para eliminar la capa de cal y sales que puedan tener pegada. El último paso es dejarlas secarse bien antes de almacenarlas hasta la primavera siguiente. Si no hicimos este proceso después de la cosecha, tendremos que hacerlo antes de la siembra. Siempre es muy importante eliminar primero completamente todos los restos de hojas, tallos y tierra de las macetas antes de lavarlas con agua y lejía. También es imprescindible barrer el suelo e incluso fregarlo con lejía, sobre todo en terrazas y balcones. Mi consejo es lavar también mangueras, regaderas, goteros, herramientas y, en general, todo el equipo que vaya a estar cerca de las plantas.