Profesor Cáñamo

¿Cómo hago miniplantas?

¿Cómo hago miniplantas?
Pregunta
Tengo un balcón en el que quiero plantar esta primavera, pero el problema es que es un segundo piso y tengo miedo de que se vean las plantas desde la calle. He recubierto la barandilla del balcón con un rollo de cañizo para ocultar las plantas, pero me preocupa que crezcan demasiado y asomen por encima. ¿Hay alguna variedad que se quede pequeña y no supere el metro de altura? ¿Puedo utilizar alguna técnica de cultivo especial para conseguirlo? Me gustaría poner dos o tres plantas. Muchas gracias por tus consejos.
Elena
Respuesta

La mayoría de las variedades de cannabis crecen mucho en exterior y sobrepasarán la barandilla con facilidad. Las variedades autoflorecientes más rápidas, que suelen estar listas para la cosecha unos dos meses después de germinar, suelen ser las que más pequeñas se quedan, sobre todo porque su desarrollo es tan rápido que no les da tiempo a crecer más. Además, tienen la ventaja de que, al cosecharse en solo sesenta días, te da tiempo a hacer dos o, incluso, tres cosechas a lo largo de la temporada. Puedes sembrar las primeras a principios de abril y cosecharlas a principios de junio. Siembra la segunda tanda en macetitas pequeñas unos días antes de cosechar las primeras, las trasplantas a las macetas grandes una vez hayas cortado la primera tanda y estarán maduras y listas para la cosecha en la primera semana de agosto. Si quieres hacer una tercera tanda de plantas, repite el proceso germinando unos días antes de cosechar la segunda tanda y las tendrás maduras a principios de octubre. De este modo puedes cultivar entre seis y nueve plantas pequeñas en tu balcón sin llamar la atención de vecinos o peatones. Otra opción es cultivar una variedad índica no autofloreciente de pequeño tamaño y sembrarla tarde, a finales de mayo o principios de junio, para que no le dé tiempo a crecer demasiado antes de empezar a florecer. Estará lista para la cosecha a finales de septiembre o principios de octubre y, seguramente, no sobrepasará la barandilla del balcón. En cualquier caso, si vieras que crece más de lo deseable, no podes la planta para reducir su altura: ata un extremo de una cuerda a unos veinte centímetros de la punta de la rama que va a rebasar la barandilla y el otro extremo, a la parte baja de la barandilla, tensando la cuerda para doblar la rama y mantenerla a la altura adecuada. Puedes ir tensando la cuerda progresivamente hasta poner la rama casi horizontal sin que se rompa.