Pasar al contenido principal

Convertir macho en hembra

Tengo un par de plantas en casa germinadas el 1 de enero. Las planté como experimento, sin focos ni nada, solo sacándolas al exterior cuando hacía buen tiempo y aportándoles el resto de luz desde la ventana y por las noches con un led de escritorio de baja potencia.
Mi idea era intentar que fuesen creciendo en casa, aunque fuese poco a poco, hasta que llegase la primavera para sacarlas al exterior completamente. El problema es que a día 16 de marzo aún las guardo en casa porque vivo en Galicia y el clima ya sabemos cómo es, y se han puesto a florecer, ya van más o menos por la mitad de la floración y encima son ¡machos! Mi pregunta es: ¿podría revegetarlas en cuanto se alarguen los días y convertirlas en hembras?, ¿cómo?

Daniel

Lo mejor que puedes hacer con tus machos es cortarlos y sembrar nuevas semillas. Si no quieres volver a tener el mismo problema, compra un paquete de semillas feminizadas y así te aseguras de que salen hembras. Hoy en día, las semillas son fáciles de conseguir y, aunque no son baratas, tampoco son tan caras como para que merezca la pena la complicación de intentar revegetar unos machos para luego convertirlos en hembras. La revegetación es un proceso largo, lento y de resultados irregulares.

Aunque es teóricamente posible cambiar el sexo de las plantas por medio de productos químicos como el tiosulfato de plata, en la práctica es una técnica que solo tiene sentido utilizar para producir semillas, ya que nadie se querría fumar una planta después de fumigarla con esos productos químicos. Además, lo más frecuente es que la planta produzca algunas flores del sexo deseado pero no se convierta en una hembra fuerte y vigorosa capaz de producir una cosecha comparable a la de una hembra natural.

Nº 258 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo