Pasar al contenido principal

Cosecha de invierno

Después de mucho leer y buscar, he decidido probar la aventura de cultivar en invierno en exterior. Por lo que he podido ver, mi decisión es sembrar Ruderalis Skunk por sus características. Sé que tengo que preparar un invernadero, pero no he encontrado muchas más pautas sobre este cultivo. ¿Qué debo poner o qué cuidados debo tener para una producción medianamente buena? Muchas gracias y un saludo desde Zaragoza.

María

Las variedades autoflorecientes son muy interesantes para cultivar en pleno verano cuando los días son muy largos, ya que son las únicas variedades capaces de florecer con tantas horas de sol. En invierno, en cambio, la situación es la inversa: hay tan pocas horas de sol que todas las variedades florecen enseguida y el problema es precisamente el contrario: cómo alargar el fotoperiodo durante la fase de crecimiento para que las plantas se hagan suficientemente grandes antes de empezar a florecer. Para hacerlo basta con que dejes encendida una bombilla cualquiera junto a las plantas unas horas cada día por la noche para que no tengan un periodo de oscuridad tan largo que desencadene la floración. Cuando las plantas tengan una altura mínima de 40-50 cm, deja de alargar el fotoperiodo y empezarán a florecer en pocos días.

En Zaragoza, en invierno, hace mucho frío y se producen heladas con frecuencia, por lo que solo vas a poder cultivar en un invernadero si tiene algún sistema de calefacción que eleve la temperatura durante el día a 18-20 ºC como mínimo y no deje que la nocturna baje de 10 ºC; si hace más frío las plantas se paran y dejan de crecer. Un sistema más factible puede ser cultivar dentro de casa, pero en una terraza acristalada o junto a una ventana, para que las plantas dispongan de suficiente luz pero también disfruten de la calefacción. No esperes lograr en invierno una cosecha similar a la de verano. El sol es mucho más débil y brilla durante muchas menos horas, por lo que los cogollos engordan menos, no se hacen tan densos ni llegan a ser tan potentes. Aun así, se pueden conseguir cogollos muy fumables y sabores muy ricos, con la ventaja añadida de que en invierno no hay bichos ni plagas.

Nº 253 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo