Pasar al contenido principal

Cultivo en exterior

Soy nuevo en esto del cultivo, decidí hacerlo en el exterior pensando que mi terraza iba a ser el espacio perfecto para mis dos plantas. Sucede que su crecimiento es bastante lento según lo que veo; además, creo que una se volvió hermafrodita, ya que en la punta de la planta, que no pasa de los 12 cm, tiene los tallos morados y los pelitos verdes que salen en los tallos. También los últimos tienen una bolita que pienso que es de sexo masculino, y en la punta aparece una bolita de hojas que parece un minicogollo. La otra está desarrollando unos pequeños pelitos blancos sin que haya terminado su etapa de crecimiento, no sé si serán pistilos. Son semillas feminizadas, toman aproximadamente 13 h de luz y 11 de oscuridad, las riego cada dos días, no mucho, y uso un abonado natural con panela y frutas más las vitaminas necesarias para su follaje, como nitrógeno y demás. El clima es soleado, aunque por la noche hace frío, y la terraza es tipo invernadero: el techo es de policarbonato transparente, por lo que da el clima y la luz de un invernadero, aunque más frío, ya que entra bastante viento. Saludos.

Sebastián
Ilustración: Brote cannabis

No tengo demasiados datos con lo que me cuentas. Por el fotoperiodo del que hablas intuyo que debes vivir en un país tropical, seguramente de Sudamérica, como Colombia, Venezuela, Panamá... Y por las referencias al frío nocturno, supongo que en una región montañosa. Si las plantas se han quedado tan pequeñas y están ya floreciendo, es porque has plantado una variedad que no está adaptada a la duración de los días de tu país, por lo que se pone a florecer enseguida; seguramente, un híbrido índica/sativa. 

Las plantas pueden ser hermafroditas por varias causas. La primera y más habitual es porque esté en su genética. Algo que no debería suceder en una semilla comercial, ya que es trabajo del criador asegurarse de que las plantas que cruza están libres de este rasgo. Sin embargo, no es infrecuente que suceda de vez en cuando, especialmente cuando se trata de semillas feminizadas. Existen otros motivos que pueden convertir en hermafrodita una planta: fotoperiodos extraños y cambiantes, estrés de cualquier tipo, algunos productos químicos, etc. En mi opinión, tus plantas ya no tienen remedio pero de cara a la siguiente cosecha tienes dos opciones. Puedes buscar semillas de alguna variedad autóctona de la región, es decir, las que se cultivan desde hace mucho tiempo. Esas variedades son sativas puras adaptadas a crecer incluso con las largas noches tropicales, y no se ponen a florecer mientras son pequeñas, por lo que no se quedarán enanas. La segunda opción es usar semillas híbridas índica/sativa pero alargar el fotoperiodo durante las primeras semanas de crecimiento manteniendo una bombilla encendida en la terraza durante media hora a mitad de la noche. Esta luz evitará que las plantas florezcan prematuramente y seguirán creciendo y desarrollándose hasta que tú decidas que ya tienen altura suficiente para florecer y dejes de encender la bombilla por la noche. Sin la luz nocturna, las plantas florecerán enseguida, y entre dos y tres meses después (según la variedad) estarán listas para la cosecha.
 

Contenido patrocinado

Nº 267 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo