Pasar al contenido principal

Cultivo invierno

Nunca he cultivado y quería empezar con algunas plantas de marihuana. He estado investigando un poco y sé que la fecha no es la mejor, que es mejor por marzo o así. Quiero hacerlo en exterior, sin lámparas, quizá con un invernadero chiquitín. ¿Es posible hacer algo? Aunque salgan pequeñas, no me importa, es para ir haciendo algo antes de marzo. ¡Gracias! Un saludo.

Álvaro

Las fechas, como bien sabes, no son nada adecuadas; sin embargo, si el objetivo es empezar a aprender a cultivar, no pierdes nada por probar (salvo lo que te cueste la semilla). Los problemas para cultivar en el invierno son principalmente dos: las bajas temperaturas y las pocas horas de sol.

Las plantas de cannabis, para ir creciendo aunque sea lentamente, necesitan que la temperatura durante el día se acerque, al menos, a 15 ºC (aunque los resultados serán mucho mejores si se acerca a 20 ºC), y que por la noche no baje de 10 ºC habitualmente, aunque algunos días de más frío los pueden soportar siempre que la temperatura no baje de 0 ºC. En zonas más frías donde la temperatura exterior sea muy baja, el único modo es mantener las plantas dentro de casa pero junto a una ventana, cuanto más soleada mejor, o en un balcón acristalado. Es muy importante que las plantas estén tan cerca de la ventana como sea posible, pues la intensidad de la luz disminuye mucho en cuanto nos alejamos de ella. Los miniinvernaderos dan buen resultado en zonas no muy frías donde el sol los calienta bastante, pero en climas con heladas se requiere calefacción en el invernadero.

Cultivo de invierno

Las plantas de cannabis necesitan que los días sean largos y las noches cortas para crecer, y días cortos y noches largas para florecer. En invierno, el fotoperiodo es más o menos adecuado para la floración pero no para el crecimiento. Si sembramos una semilla en invierno, por supuesto con temperatura suficiente como para que germine, veremos que al poco tiempo de nacer la planta se pone a florecer, mientras es aún demasiado pequeña, por lo que carece de fuerza y tamaño como para realizar una floración correcta. Se puede evitar la floración temprana alargando el fotoperiodo con luces artificiales o interrumpiendo la duración de las noches con un rato de luz. No es necesario emplear lámparas especiales, basta con mantener la planta dentro de casa en una habitación con la luz encendida para impedir que florezca. Cuando la planta haya alcanzado altura suficiente, como mínimo treinta o cuarenta centímetros, se deja de alargar el fotoperiodo y empezará a florecer naturalmente. Mientras esté en floración, es necesario que tenga doce horas diarias de oscuridad ininterrumpida.

Nº 251 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo