Pasar al contenido principal

Época de siembra

¿Cuándo es el mejor momento para sembrar las semillas si voy a plantar en macetas en el balcón? ¿Todavía estoy a tiempo en abril o tenía que haberlo hecho en marzo al empezar la primavera?

Anónimo

La época de siembra del cannabis es larga: se puede hacer desde final del invierno hasta bien entrado el verano, y cada cultivador debe escogerla en función de una serie de factores. El más importante es qué tamaño final quiere que tenga la planta.

Las variedades normales de cannabis, es decir, las que florecen en función del fotoperiodo, siempre tardan lo mismo en florecer, pero, en cambio, la duración de la fase de crecimiento la decide el cultivador. Veamos cómo funciona. Las plantas no empiezan a brotar flores hasta que las noches alcanzan una duración determinada, que depende de cada variedad. Por ejemplo, digamos que una variedad empieza cada año a florecer el uno de agosto y se cosecha hacia el quince de octubre. Pues bien, la fase de crecimiento va desde la germinación de la semilla hasta el uno de agosto. Por tanto, si el cultivador germina el uno de marzo, la planta crece durante cinco meses antes de empezar a florecer; si germina el uno de abril, crece durante cuatro meses, y así sucesivamente. Germinando el uno de julio, la planta solo crecería durante un mes antes de florecer.

Siembra

Las plantas que crecen en el suelo en lugares discretos y ocultos pueden sembrarse muy pronto y dejar que se hagan enormes. Las que crecen en macetas ya no necesitan un periodo tan largo de crecimiento o se harán demasiado grandes para la cantidad de tierra de la que disponen. Por último, aquellas que se siembran en macetas y en pequeños balcones, que interesa que se queden pequeñas para que no se vean mucho desde la calle, hay que sembrarlas tarde, en mayo, junio o, incluso, en julio, para que apenas tengan tiempo de crecer antes de empezar a florecer.

Las variedades autoflorecientes tardan siempre el mismo tiempo desde la germinación hasta la cosecha, por lo que el hecho de que crezcan más o menos se debe a la duración del ciclo de la variedad en concreto que se plante, a que reciban mejores o peores cuidados y, sobre todo, a las horas de sol que reciban. Las que se desarrollan en los meses de días más largos: mayo, junio y julio, son las que se hacen de mayor tamaño, pues tienen más horas de sol. Las variedades autoflorecientes más rápidas están listas para la cosecha en 60 o 70 días y crecen muy poco, por lo que resultan ideales para cultivos de balcón.

Nº 257 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo