Pasar al contenido principal
7 de Diciembre de 2022 #292

Menú de usuario

¿Falta algún nutriente?

¿Falta algún nutriente?
Las hojas de mis plantas tienen unas manchas de color amarillo que no sé por qué han aparecido. He estado mirando en internet y creo que puede ser falta de magnesio o tal vez de hierro. Según he leído, los síntomas son iguales: las hojas se ponen amarillas. Mi duda es que no sé qué debo hacer, si añadir un suplemento de hierro, uno de magnesio o los dos. ¿Tú qué crees? Agradezco cualquier ayuda que me puedas dar, ya que estoy preocupado de que no maduren bien durante la floración, que empezó hace solo dos semanas. Un saludo.
Fran

El magnesio y el hierro son dos nutrientes que faltan con frecuencia en el cannabis. La carencia de magnesio es bastante común en cultivos de interior. Aparecen manchas amarillas en las hojas medias o bajas, los nervios de las hojas se mantienen de color verde y pueden aparecer manchas anaranjadas en los bordes y las puntas de las hojas. Si la deficiencia progresa, las hojas se retuercen hacia arriba, las manchas naranjas se extienden y la producción disminuye. La falta de magnesio ocurre porque hay un exceso de calcio en el suelo que bloquea el magnesio, el pH es excesivamente bajo, la salinidad de la tierra demasiado alta o el sustrato está demasiado húmedo constantemente.

La falta de hierro sucede cuando el pH del sustrato es excesivo, por lo general, superior a 7, lo que hace que el hierro que hay en el suelo se vuelva insoluble y las plantas no lo puedan absorber. Los primeros síntomas aparecen en las hojas más nuevas en forma de clorosis: las hojas amarillean pero los nervios permanecen verdes. La clorosis aparece en la parte de la hoja más cercana al peciolo (el tallo de la hoja) y progresa hacia las puntas. Si la deficiencia es grave, toda la planta amarillea con clorosis.

Ambas carencias se solucionan con relativa facilidad mediante suplementos. Lo mejor para curar una carencia de magnesio es añadir sales de Epson (sulfato de magnesio) al agua de riego (media cucharadita por litro), y para resolver una carencia de hierro hay que usar quelato de hierro, que es hierro en una forma química determinada que hace que siga siendo soluble aunque el pH sea alto. Ambos nutrientes también se pueden suplementar en forma de fertilización foliar, es decir, fumigándolos disueltos en agua sobre las hojas.

Para evitar que la carencia de hierro continúe en el futuro, hay que mantener el pH del sustrato por debajo de 6,5. También puede ayudar mejorar el drenaje del sustrato y elevar su temperatura.

La mejor formas de distinguir si la carencia es de hierro o de magnesio es fijarse en qué hojas son las afectadas por el amarilleamiento. El magnesio es un elemento móvil, por lo que la planta, cuando no puede absorberlo por las raíces, lo traslada desde las hojas más viejas hasta las nuevas; en consecuencia, la carencia se observa en las hojas viejas. El hierro, por el contrario, es un elemento inmóvil que la planta no puede desplazar de unas hojas a otras y, cuando falta, el amarilleamiento aparece en las hojas nuevas. Por tanto, si las hojas amarillas son las más jóvenes, las que están brotando, la carencia es de hierro y si las manchas amarillentas se encuentran a media altura de la planta, en las hojas más grandes, la carencia es de magnesio.

Suscríbete a Cáñamo