Pasar al contenido principal

Hojas retorcidas

Mi pregunta se refiere a las hojas retorcidas. Tengo un armario de interior con cuatro plantas y las hojas se están retorciendo hacia arriba; además, están duras y quebradizas. ¿Qué le pasa a las plantas?, ¿qué debo hacer?

Mauro
Hojas retorcidas

Las hojas de las plantas de interior se suelen retorcer hacia arriba cuando pasan demasiado calor. El hecho de que estén quebradizas y se hayan endurecido es también síntoma de exceso de calor. Por lo general, es algo que sucede en la zona superior, en las hojas más cercanas a la lámpara y, a menudo, las hojas no solo se retuercen, también amarillean o se secan. En general, las hojas sufren si están sometidas a temperaturas por encima de 30 ºC.

La temperatura ideal es de 22 a 25 ºC durante el día y no menos de 16 a 18 ºC por la noche. El aire dentro de un cultivo de interior se calienta enseguida, sobre todo en verano, y es muy frecuente que el cultivador no sea realmente consciente de la temperatura que soportan las puntas más altas de las plantas si ha situado el termómetro en la pared y no justo debajo de la bombilla, a la altura de las planas. Es perfectamente posible que el termómetro colgado de la pared marque 25 ºC y, sin embargo, bajo la bombilla se superen los 35 ºC, sobre todo si no hay un buen sistema de ventilación que mueva el aire por la habitación para evitar que se formen puntos calientes.

Esta sensibilidad de las plantas al calor es aún mayor en plántulas jóvenes que todavía no tienen un buen sistema de raíces, ya que la alta temperatura acelera la transpiración cuando aún no son capaces de absorber gran cantidad de agua para contrarrestarla.

Hojas retorcidas

Lo primero que debes hacer es elevar la lámpara para reducir la temperatura, luego pon un ventilador oscilante que mueva el aire alrededor de las plantas y la lámpara, lo que creará una corriente de aire que evitará la acumulación de calor justo bajo la lámpara. Regula el extractor aumentando las horas diarias que está encendido o conéctalo a un controlador que lo ponga en marcha cuando la temperatura supere el nivel correcto. Mantener la temperatura adecuada es esencial para tener éxito en un cultivo de interior.

Las plantas aguantan mejor las temperaturas altas cuando la humedad ambiental es elevada porque se reduce su transpiración. En crecimiento, se puede mantener la humedad ambiental entre 60 y 80% y las plantas estarán encantadas. En floración, sobre todo durante las últimas semanas, cuando los cogollos ya son bastante gruesos, es conveniente mantenerla más baja, entre el 40 y 60% para minimizar el riesgo de que aparezcan botritis, oídio y otras especies de hongos perjudiciales.

Contenido patrocinado

Nº 261 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo