Profesor Cáñamo

Marihuana en Jamaica

Marihuana en Jamaica
Pregunta
Jamaica es famosa por su marihuana y los rastafaris. Pero ¿cuándo nace esta religión y desde cuándo fuman los rastafaris?
María
Respuesta

La cultura rastafari es mucho menos antigua de lo que mucha gente piensa. El rastafarismo es un movimiento espiritual que nace en Jamaica hace menos de cien años, en torno a 1930, y que mezcla tradiciones judeocristianas, hindúes y africanas, junto con reivindicaciones políticas y de vuelta a los orígenes africanos. Los rastafaris consideran a Haile Selassie I, último rey de Etiopía, como la reencarnación de Dios en la Tierra. El uso de la ganja o marihuana forma parte de los rituales religiosos rastafaris, pero no es obligatorio consumirla para pertenecer al movimiento. Al contrario de lo que piensan muchos, la marihuana no lleva mucho tiempo en América.

Las variedades psicoactivas de marihuana no llegaron a América hasta mediados del siglo xix, es decir, hace menos de doscientos años. El cannabis es una especie cuyo origen se sitúa en la zona central de Asia, desde donde se fue extendiendo por el resto del continente, a la vez que iba evolucionando hasta dar lugar a las distintas subespecies que hay hoy en día (psicoactivas y no psicoactivas, de hoja ancha y de hoja estrecha). Tras el descubrimiento de América a finales del siglo xv, los españoles llevaron semillas de cáñamo y las plantaron sobre todo en lo que hoy es México y Chile. El cáñamo era un cultivo esencial para la navegación de la época. Las velas y las sogas de los barcos se fabricaban con fibra de cáñamo. La mayoría de los cultivos se realizaban en lo que hoy es México y Chile, lugares en que la climatología era adecuada para el desarrollo de este cultivo. Pero el cáñamo de los españoles era de hoja estrecha y no psicoactivo. Tuvieron que pasar tres siglos hasta que, con la abolición de la esclavitud en 1834 por parte de Gran Bretaña y la liberación de la mano de obra esclava que trabajaba en las plantaciones caribeñas inglesas de café y caña de azúcar, la necesidad de nueva mano de obra llevara a los ingleses a trasladar campesinos desde las colonias de la India hasta el Nuevo Mundo. Estos campesinos indios conocían el cannabis psicoactivo de hoja ancha desde hacía miles de años, y llevaron consigo semillas a las nuevas tierras. En cuanto llegaron y las plantaron, no tardaron en extenderse desde las islas del Caribe hacia todo el continente. En su camino hacia el norte, se cruzaron con las variedades no psicoactivas que se plantaban en México y dieron lugar a las variedades psicoactivas de hoja estrecha y gran talla, típicas del país norteamericano, mientras que en el camino hacia el sur se extendieron por la Gran Colombia, donde no había variedades no psicoactivas y conservaron mejor sus características, hojas anchas y talla más baja, que aún hoy diferencia a las variedades sudamericanas.