Pasar al contenido principal

Montando un cultivo de interior

Mi idea es montar un cultivo de interior en una habitación libre que tengo en casa. Antes ponía en el jardín unas cuantas macetas porque estoy en una casa unifamiliar bastante alejada de los vecinos, pero el año pasado en septiembre alguien saltó la valla y me robo todas las plantas. Este año no me fío de plantar fuera y quiero hacerlo dentro. Mis preguntas: ¿qué lámpara compro?, ¿cuánto espacio puedo iluminar con la lámpara?, ¿cuánto puedo esperar cosechar? Dame consejos. Muchas gracias, profe. Un saludo.

Matías

La cantidad de luz disponible es el factor más importante en un cultivo de interior, ya que determina la producción que se puede obtener. Con una lámpara HPS de 400 W, un buen cultivador puede obtener 400 g por cosecha, algo más incluso, si tiene el sistema muy afinado y siembra una variedad productiva. En realidad, la mayoría de los cultivadores principiantes obtienen bastante menos y pueden estar bastante satisfechos cosechando medio gramo de cogollos por cada vatio de luz, es decir, 200 g con una lámpara de 400 W.

Los 400 W de una lámpara de alta presión de sodio (APS) emiten unos 50.000 lux, una cantidad suficiente para iluminar una superficie de alrededor de un metro cuadrado. Si se aleja la lámpara de las plantas se puede iluminar un área mucho mayor, pero la intensidad no será suficiente como para que las plantas produzcan cogollos gruesos y potentes. Con una APS de 600 W se puede iluminar 1,5 m2 aproximadamente, un área de 120x120 cm.

El tamaño del espacio de cultivo y el número y potencia de las lámparas se debe calcular en función de la producción que se quiera obtener y del número de cosechas anuales que se pretendan llevar a cabo. Si solo se quiere cultivar una vez al año habrá que producir todo lo que se vaya a consumir en un año en una sola cosecha, pero si se hacen cuatro cosechas al año, el tamaño del indoor puede ser cuatro veces menos. En cualquier caso, es mejor siempre empezar con una sola lámpara, de 400 W o 600 W, y no ampliar el cultivo hasta que seamos capaces de obtener buenos resultados. Todos los problemas se hacen mucho mayores cuando se usan varias lámparas.

Salvo que quieras llenar toda la habitación de lámparas, mi consejo es que uses un armario de cultivo de esos desmontables. Los fabrican de todos los tamaños, por lo que siempre se encuentra uno de la talla adecuada y facilitan mucho la instalación de lámparas y extractores, además, son bastante discretos.

El cuarto o armario de cultivo necesita dos extractores: uno se coloca en la parte superior y saca el aire caliente al exterior, mientras que el otro se instala en la parte baja para que introduzca aire fresco. La potencia de los extractores se calcula de manera que pueda cambiar el aire del armario o la habitación en tres minutos. Para averiguar la potencia necesaria, calcula el volumen del armario y multiplícalo por veinte, el resultado indica cuántos metros cúbicos de aire tiene que mover el extractor cada hora. Un armario de dos metros por uno y por dos y medio de altura tiene cinco metros cúbicos de volumen (2 x 1 x 2,5 = 5 m3). Al multiplicarlo por veinte hallamos que cada extractor debe tener al menos una potencia de 100 m3/h.

Nº 248 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo