Pasar al contenido principal

No consigo resultados

Os pregunto si merece la pena gastar tal cantidad de dinero en premios imaginarios, ya que ya he probado todo y no me salen cogollos, que es lo que yo necesito, y no raíces. Ya no sé a quién acudir o qué hacer para que mis plantas crezcan como la hiedra o la enredadera de la terraza. Echo semillas pero no germinan. No sé qué tipo de suelo necesito, ¿tal vez coco? No se quién destruye mis raíces y espero no ser yo. Cultivo en interior, con luces. La temperatura ambiente es de veintiún grados; la tierra es la normal que venden en House Plant; el pH, 6,0-6,5; la EC, estándar; tierra y perlita; abonos Terra. Necesito que mis Jack Herer empiecen a echar cogollos a parte de la flor. Y todo esto sin vender. También espero que con el tiempo la hierba sea legal. Un saludo y perdón por mi inutilidad para plantar.

Carlos

Vaya lío tienes. Mi consejo es que te lo tomes con calma y empieces de nuevo. Límpialo todo, por si hay plagas. Tira la tierra vieja. Pon en marcha el cultivo durante unos días sin plantas y mide la temperatura varias veces al día. ¿Tienes extractor para renovar el aire? Algunos cultivadores pasan de ponerlo porque hace ruido y no se dan cuenta de que es imposible que las plantas crezcan bien sin renovación de aire.

No consigo resultados

Llena las macetas con sustrato universal, del tipo light mix. El coco no va mal, pero con los problemas que tienes yo te recomiendo el sustrato normal, el que está compuesto principalmente por turba. Riega las macetas y espera una hora para que el agua sobrante escurra bien antes de hacer un pequeño agujero en la tierra (no más de un centímetro de profundidad) y colocar una semilla en cada uno. Usa semillas nuevas, recién compradas y de un banco de semillas conocido. No hace falta que te gastes mucho dinero en comprar la última variedad ganadora de copas, puedes emplear variedades clásicas más baratas. Lo que sí es importante es que sean frescas para asegurarte de que si falla algo no sean las semillas. Tras sembrar las semillas cúbrelas con un poco de tierra pero no la aprietes ni apelmaces para que no les cueste germinar. No hace falta que vuelvas a regar las macetas hasta que hayan nacido las plantas. De hecho, no vuelvas a regarlas hasta que pesen poco, lo que sucederá cuando casi no quede humedad en el sustrato. Cuando toque regarlas hazlo con moderación y con cuidado de que el chorro no tumbe las plántulas. Uno de los fallos más comunes entre los cultivadores es regar las plantas demasiado a menudo sin esperar a que la tierra se seque. Si las raíces permanecen siempre mojadas se acaban pudriendo y no pueden crecer bien. No tengas miedo de dañar las plantas por regar poco, cuando realmente les empiece a faltar agua lo notarás enseguida porque las plantas empezarán a verse algo marchitas y con las hojas un poco caídas, pero se recuperarán en pocas horas en cuanto las riegues. Prepara el abono siguiendo las indicaciones de la etiqueta, usa la dosis marcada o menos pero nunca más. Si tienes un medidor de EC, mide el agua del grifo para asegurarte de que no tiene demasiadas sales disueltas. Si da un resultado mayor de EC 0,5, deberías buscar agua de lluvia, destilada o de ósmosis y mezclarla con el agua del grifo hasta lograr una EC menor de 0,5. Tras añadir el abono, la EC no debe ser mayor de 1,0 durante la fase de crecimiento ni mayor de EC 1,6 durante la floración. El pH también es importante; mide siempre la mezcla de agua y abono para que el pH sea entre 5,5 y 6,5. No sé qué lámpara usas ni a qué distancia de las plantas la colocas. Las únicas luminarias que dan buenos resultados en el cultivo de interior son las de alta presión y los fluorescentes. Hay lámparas de ledes que también van bien, pero suelen ser mucho más caras. Las bombillas halógenas, las incandescentes y, en general, todo el resto de lámparas, no valen para cultivar. Que tengas suerte.

Nº 255 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo