Pasar al contenido principal

Parkinson y cannabis

Me dirijo a usted para preguntarle si una persona con la enfermedad de Parkinson se podría beneficiar fumando algún tipo de cannabis que le ayudase en su enfermedad.

Christian

En primer lugar debo decirte que lo más recomendable es consultar con el médico antes de nada, ya que cada persona es diferente y pudiera haber alguna incompatibilidad entre el cannabis y alguno de los medicamentos que esté tomando. Por otra parte, hay muchas variedades diferentes de cannabis, cada una con una combinación diferente de cannabinoides. Para algunos pacientes van mejor las variedades altas en THC, pero otros prefieren el CBD o una combinación de los dos. Por eso lo mejor es siempre hablar con un médico antes para que nos oriente. A veces el médico de cabecera es contrario al cannabis por desconocimiento y no quiere ni oír hablar de ello. En esos casos mi recomendación es ponerse en contacto con la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC), para que nos dirijan a un club de consumidores donde podamos hablar con un doctor más favorable al cannabis.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno degenerativo que afecta al sistema nervioso central, es más frecuente en hombres a partir de los sesenta años, aunque también hay un tipo de Parkinson denominado juvenil que aparecen en menores de cuarenta años. Destruye las células productoras de dopamina de una región del cerebro. Hay cuatro formas en las que el cannabis podría ayudar a un paciente con Parkinson. Uno de los síntomas más frecuentes es el temblor involuntario de los músculos y los espasmos, que acaban impidiendo la movilidad y muchas actividades diarias de los pacientes. Varios estudios en ratas y primates han indicado que la administración de cannabinoides puede ayudar a controlar estos temblores en ciertos casos, pero en los escasos estudios realizados en humanos los resultados han sido dispares y no ha quedado claro que el THC o el CBD, juntos o por separado, mejoren los síntomas motores. Otro estudio realizado en ratones encontró que el CBD tenía un efecto protector que evitaba la destrucción de células productoras de dopamina. Otro síntoma frecuente en los pacientes con Parkinson es el insomnio, que también se combate bien con cannabinoides como THC y CBD. Por último, cerca de la mitad de enfermos con Parkinson presenta síntomas de depresión. Los cannabinoides también pueden tener un efecto beneficioso para reducir la depresión en enfermos de Parkinson.

Nº 251 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo