Pasar al contenido principal

¿Poco sol o demasiado abono?

Profesor, tengo cuatro plantas en una terraza en la que da cinco horas el sol al día, ¿es suficiente? Las plantas están de color verde oscuro y las hojas un poco retorcidas, ¿será exceso de abono? Riego cada día con 30 ml de Canna Terra Vega en una regadera de diez litros. Dispongo de otra terraza más soleada, pero está situada en un lugar donde los vecinos pueden verla y tengo miedo de que alguno me vaya a denunciar. La terraza tiene un toldo y cuando lo bajo tapa la visión de los vecinos pero también el sol. ¿Crees que las plantas podrían crecer bien bajo el toldo?

Maite

Las horas de sol directo son fundamentales para el desarrollo correcto del cannabis. Cinco horas diarias no son muchas y puede que las plantas no sean capaces de crecer tan rápidamente como para consumir 30 ml diarios de fertilizante. Probablemente, esa sea la razón de que veas signos de sobrefertilización. No es que prepares un abono demasiado fuerte para las raíces, es que como las plantas no se comen todos los nutrientes que les das, estos se van acumulando en la tierra hasta alcanzar niveles demasiado altos, que son los que provocan que las horas se retuerzan y adopten un color verde oscuro. Mi consejo es que pares de abonar las plantas y las riegues solo con agua durante al menos una semana o hasta que veas una mejora. Las hojas deberían aclararse poco a poco y la planta retomar su crecimiento normal.

Respecto a la otra terraza, la situación es parecida. Aunque el cannabis es una especie muy resistente capaz de sobrevivir en casi cualquier condición, una cosa es sobrevivir y otra producir una buena cosecha. Aunque no tengan sol directo, las plantas vivirán pero no harán grandes cogollos, pues para eso hace falta mucha energía. El problema será más o menos grave dependiendo del color del toldo y de cuánta luz lo pueda atravesar. Con un toldo oscuro que no deje pasar la luz, la producción será muy baja y las plantas se alargaran mucho en busca de la luz.

Para disimular una plantación a ojos de los vecinos es mucho mejor colocar una malla de sombra de las que se utilizan en agricultura. Estas mallas dejan pasar una parte de la luz y rebotan el resto pero, como se fabrican con distintos porcentajes de sombra, se puede instalar una que solo rebote una pequeña parte de los rayos solares y deje pasar el resto. Una malla del diez o el veinte por ciento de sombra afectará poco a la producción final, pero ocultará la plantación de manera bastante efectiva.

Un sistema bastante efectivo para aumentar la cantidad de luz que reciben las plantas consiste en pintar de blanco o cubrir con plástico de este color todas las paredes de la terraza. Esta técnica es especialmente efectiva cuando las plantas crecen muy cerca de una pared.

Nº 251 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo