Pasar al contenido principal

Producción de automáticas

Quiero sembrar en una terraza variedades autoflorecientes, pero no sé si me darán tanta producción como las semillas normales. ¿Tú que crees? Y las variedades con CBD, ¿qué tal son? Gracias.

Sergio

En general, las variedades automáticas suelen ser menos productivas que las fotodeterminadas, debido a que tienen un ciclo de vida más corto, aunque también depende mucho de qué variedades se escojan. En los últimos años, las variedades automáticas han mejorado mucho gracias al trabajo de selección y mejora que llevan a cabo los bancos de semillas, y las variedades de mayor tamaño pueden llegar a producir lo mismo que las fotodeterminadas y con una calidad semejante. El resultado final en cuanto a calidad y producción está directamente relacionado con las horas de sol que reciben las plantas. Cuanto más largos sean los días, mayor es el tamaño y la productividad. Los mejores meses para cultivar autoflorecientes son mayo, junio, julio y agosto. Sembrando a principios de junio aún se está a tiempo de hacer dos cosechas de automáticas. La primera se cosechará en agosto y la segunda, si se siembra en agosto, se puede cortar en octubre. La ventaja de hacer varias cosechas es que se van recogiendo en distintos momentos, por lo que el cultivador no arriesga toda la producción a una sola carta como ocurre con las variedades normales.

Desde hace unos años han aparecido un nuevo tipo de variedades de cannabis ricas en CBD, un cannabinoide con muchas utilidades terapéuticas y que suaviza el efecto psicoactivo del THC, por lo que la combinación de ambos cannabinoides da lugar a un efecto menos intenso y más adecuado para hacer vida normal. Dentro de las variedades con CBD y en función del contenido de este cannabinoide y de THC, se encuentran variedades con distintas combinaciones: THC alto/CBD alto, THC bajo/CBD bajo, THC alto/CBD bajo y THC bajo/CBD alto. El CBD o cannabidiol no es psicoactivo pero altera los efectos del THC. Aumenta los efectos alegres y placenteros y reduce la ansiedad o la paranoia. Terapéuticamente, el CBD es ansiolítico, analgésico, antiinflamatorio y anticonvulsivo, entre otras propiedades. El cultivo y consumo de variedades con CBD no está aún tan extendido como el de variedades ricas en THC, pues los usuarios recreativos, que son la mayoría, suelen preferir estas últimas. Sin embargo, entre los usuarios terapéuticos sí tienen bastante aceptación y cada vez son más los usuarios recreativos que aprecian el efecto suave de las variedades con CBD en ciertos momentos.

Nº 259 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo