Pasar al contenido principal

Purgar el BHO

He aprendido a hacer BHO en casa y me sale bastante bien. Compré un aparato que es un cilindro metálico en el que se introduce la hierba y al que se conecta el bote de gas de mechero por un extremo y por el otro sale el gas líquido con la resina disuelta. Por seguridad, lo hago siempre en la terraza y pongo la mezcla de butano y resina en una bandeja de Pyrex para que se evapore el gas. Cuando para de hacer burbujas casi completamente cojo la bandeja y la pongo al baño maría dentro de otra llena de agua hirviendo, donde la dejo hasta que el agua está completamente fría, momento en que el BHO está listo y solo hay que recogerlo de la bandeja con una cuchilla. Me han dicho que aunque no lo parezca sigue quedando gas en el BHO y que debería purgarlo mejor con una cámara de vacío. ¿Es cierto?, ¿puedo hacerlo de otro modo?

Gabriel
Ilustración Máquina para BHO

El proceso que utilizas es bastante efectivo y, probablemente, eliminas el noventa y pico por ciento del butano, pero no todo. El gas butano en sí no es venenoso, por lo que ingerir una pequeña cantidad no debería ser muy peligroso, pero eso no lo convierte en una buena idea, pues realmente se desconocen cuáles pueden ser los efectos a largo plazo de un uso habitual. Las cámaras de vacío favorecen la evaporación del butano y ayudan a que salgan los últimos restos que pueden quedar disueltos en la resina, pero son caras y están fuera del alcance de un cultivador doméstico que fabrica pequeñas cantidades de BHO para consumo propio. Una forma de potenciar la eliminación del butano sin cámara de vacío es revolverlo con un palillo mientras se está evaporando, renovar varias veces el agua caliente del baño maría y dejar el extracto al aire, colocando la bandeja en un lugar cálido pero no mucho, durante más tiempo (un par de días). 

El BHO es un producto atractivo por su enorme potencia, pero su fabricación es muy peligrosa por lo altamente inflamable que es el butano. Una simple chispa puede convertir la nube de butano en evaporación en una bola de fuego de alto poder destructivo y capaz de matar o herir gravemente a quien se encuentre cerca de ella. Personalmente, creo que hay un extracto también de alta potencia mucho menos peligroso y más adecuado para el cultivador doméstico: el rosin hash. El rosin es un extracto muy similar al BHO que se elabora sin usar disolventes, simplemente con presión y calor. Solo se necesitan unos cogollos, un trozo de papel de horno y una plancha del pelo, de las que se usan para alisarlo. Se coloca el cogollo dentro de un trozo de papel de horno doblado por la mitad y se prensa con la plancha caliente (150-170 ºC), apretando con fuerza durante unos instantes, de dos a cinco segundos. A continuación se saca el papel, se abre y se retira el cogollo, que habrá quedado completamente plano y rodeado de gotitas de resina pegadas al papel. La resina se recoge con un alfiler o un clip, y ya tenemos nuestro rosin hash, que se puede consumir directamente en un dabber o en un vaporizador. 
 

Contenido patrocinado

Nº 267 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo