Pasar al contenido principal
29 de Noviembre de 2022 #292

Menú de usuario

Regar con el agua del acuario

Regar con el agua del acuario
Tengo un acuario de peces de agua caliente bastante grande en casa. Hace poco leí en una revista vieja un artículo que hablaba de la aquaponía. El cultivador crecía sus plantas en el agua de un acuario, como si fuera hidroponía, y no abonaba nada: las raíces cogían la comida del agua. Mi pregunta es si puedo usar el agua de mi acuario para mis plantas de interior. Cada una o dos semanas, cuando limpio el acuario, aspiro el fondo para eliminar los restos de cacas y plantas muertas que han caído junto con una parte del agua y la reemplazo por agua limpia. El agua que saco suele estar bastante sucia y siempre la he tirado sin más, pero ahora pienso que tal vez la podría usar como abono orgánico para las plantas. ¿Es una buena idea?, ¿hay algún riesgo? Muchas gracias.
Alberto

Los excrementos de los peces y los restos de plantas muertas son materia orgánica rica en nutrientes, sobre todo, nitrógeno, que resulta un fantástico alimento para las plantas. Los excrementos y hojas muertas se descomponen convirtiéndose en amonio, las bacterias nitrosomas presentes en el acuario lo convierten en nitritos y las bacterias nitrobacter los convierten en nitratos. El nivel de amonio, nitritos y nitratos –tres tipos de moléculas de nitrógeno– en el agua sube especialmente en los acuarios superpoblados de peces, aquellos que tienen pocas plantas o cuando se añade más alimento del necesario. El amonio y los nitritos son especialmente tóxicos para los peces, y los nitratos también, aunque solo en concentraciones altas. Los manuales de acuariofilia recomiendan reducir la superpoblación de peces, aumentar la cantidad de plantas y reducir el alimento para controlar los niveles de amonio, nitritos y nitratos y estabilizar el acuario, pero también se puede cambiar parte del agua todas las semanas. Renovando el veinte por ciento del agua se reduce el nivel de nitratos en un veinte por ciento.

A la hora de usar el agua del acuario conviene medir el pH y la EC para asegurarse de que está dentro de los parámetros adecuados (pH, entre 5,5 y 6,5, y EC, entre 1 y 1,5). El agua del acuario suele ser rica en nitrógeno y contiene algunos microelementos, pero muchas veces no tiene suficiente fósforo y potasio como para proporcionar todo lo que las plantas necesitan, especialmente durante la floración. Mi consejo es alternar riegos con el agua del acuario con riegos con abono de floración o con PK 13/14. También se puede añadir abono de floración al agua que sacamos del acuario, siempre que luego comprobemos y ajustemos pH y EC.

Suscríbete a Cáñamo