Pasar al contenido principal

Secado superrápido

Me gustaría saber cuál crees que es el mejor sistema para poder secar un cogollo lo más rápidamente posible. Siempre que se acerca el momento de cosechar mis plantas me entra la impaciencia por probarlas y no quiero esperar una o dos semanas hasta que se sequen. He probado a secar los cogollos con el horno y con el microondas, pero no me ha gustado el resultado: picaban y sabían mal. Me han dicho que pruebe con un deshidratador o con gel de sílice. ¿Qué opinas?

Santi

El sabor de un cogollo secado en cuestión de horas nunca será tan bueno como si se seca lentamente, a lo largo de varias semanas. En un secado rápido el cogollo pierde el agua pero no da tiempo a que se produzcan los cambios químicos que suceden durante un secado lento, como la degradación de la clorofila. Sin embargo, si se dejaron de abonar las plantas durante las dos últimas semanas de la floración para que consumieran los nutrientes de reserva acumulados en los tejidos, el sabor de los cogollos de secado rápido será mucho mejor que si se aplicaron fertilizantes hasta justo antes de la cosecha.

Los sistemas de secado rápido que implican calor intenso, como el horno o el microondas, no suelen dar buen resultado. Los deshidratadores hacen pasar una corriente de aire ligeramente caliente por unas bandejas apiladas donde se colocan los cogollos, logrando un secado rápido y homogéneo a la vez que poco agresivo con la resina. En mi opinión, la mejor calidad final en el secado rápido se obtiene secando con gel de sílice. El gel de sílice es dióxido de silicio (un compuesto de silicio y oxígeno) en forma granular y porosa. Es un producto con muchas aplicaciones, se ha usado en máscaras antigás, para conservar medicamentos, en la producción de gasolina de alto octanaje y para absorber humedad, por ejemplo, del cannabis. Se fabrica a partir de silicato sódico. Es muy poroso y por ello absorbe agua con mucha facilidad. Es lo que contienen las bolsitas que vienen en las cajas de muchos aparatos electrónicos como cámaras y ordenadores. Se puede comprar en cantidades grandes en tiendas de productos químicos. Suele venir teñido con un tinte que hace que cambie de color cuando está saturado de agua. Habitualmente es azul y cuando se llena de humedad se vuelve rosa. Se puede revertir el proceso calentando el gel saturado hasta que se evapore toda el agua y vuelva a ponerse de color azul. La mayor ventaja de secar con gel de sílice es la enorme rapidez. Si se colocan en un recipiente cerrado unos cogollos recién cosechados junto con una buena cantidad de gel de sílice, el gel secará completamente los cogollos en unas 24 horas, dejándolos listos para consumir y sin que pierdan nada de potencia ni de aroma. Muchos terpenos responsables del aroma del cannabis son muy volátiles y se pierden enseguida durante un secado tradicional, pero no si se secan con gel de sílice. Para preservar aún mayor cantidad de terpenos basta con introducir el recipiente con los cogollos y el gel de sílice dentro de la nevera.

Los únicos inconvenientes del gel de sílice es que resulta caro si se quieren secar grandes cantidades, y la excesiva velocidad de secado, que, aunque es fantástica para secar unos cogollos cuando nos consume la impaciencia, no es recomendable para secar toda una cosecha, ya que el resultado final siempre es mejor con un secado lento tradicional.

Nº 235 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo