Pasar al contenido principal

Tintura cannábica

Me gustaría tener a mi disposición más información sobre las tinturas cannábicas; agradecería si me dieran alguna página para aumentar mis conocimientos básicos, algún libro para poder basar estudios o alguna conferencia sobre el tema. Muchas gracias y un saludo.

Héctor

Las tinturas son extractos disueltos en alcohol. El sistema más fácil es remojar cogollos en alcohol para que la resina se disuelva en él. Se deja unos minutos o unas horas y luego se filtran los restos vegetales a través de una tela o un filtro de café. Algunas recetas antiguas hablan de macerar los cogollos incluso tres semanas en alcohol, pero en realidad la mejor tintura se hace dejando los cogollos en maceración durante poco tiempo, para lograr que se disuelvan la resina y los cannabinoides pero no la clorofila de los tejidos, que tiñe la tintura de verde y le da un sabor más fuerte. Si se quiere concentrar más la tintura, se puede evaporar parte del alcohol teniendo cuidado de calentarlo suavemente.

La tintura de cannabis ya no se compra en las farmacias, pero durante el siglo xix fue uno de los medicamentos más utilizados en todas las clases sociales. Las tinturas son fáciles de hacer y permiten concentrar una gran cantidad de cannabis en una pequeña botellita. Para elaborar tintura se usa alcohol etílico lo más puro posible, ya que se ingiere junto con los cannabinoides. Pero no vale el alcohol de farmacia, que lleva unos aditivos que le dan mal sabor; hay que buscar alcohol etílico para consumo. También sirve un licor de alta graduación: el orujo y el ron son dos buenas opciones.

El alcohol de la tintura solo debe servir como soporte para los cannabinoides, que deberán estar lo suficientemente concentrados como para aportar una dosis activa con muy poco alcohol, para que el efecto psicoactivo sea cannábico y no alcohólico. En otras palabras: la tintura debe colocar antes que emborrachar y no emborrachar antes que colocar.

Extracciones cannábicas, de Javier Ruano y Jak de Sostoa (editado por La Cañamería Global en el 2016), es un libro interesante que cubre todos los tipos de extracciones más habituales, así como su forma de elaboración: hachís al agua, hachís tamizado en seco, tintura, butane hash oil y sus variantes, como el budder o el shatter, también crema y mantequilla.

Nº 257 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo