Pasar al contenido principal

Últimos riegos

Muy buenas, soy un cultivador novel con una pequeña plantación (cuatro plantas) en exterior, cultivadas cien por cien natural sin más abono que guano de murciélago y cenizas de palmera. Al caso... Hace tiempo escuché por ahí que es bueno dejar de regar las plantas una semana más o menos antes de su cosecha, porque ello forzaría a las plantas a generar más resina, al consumir más intensamente la sabia de sus hojas y tallos, y sumaría como ventaja que después el secado de los cogollos sería más rápido. ¿Es esto verdad?, ¿es correcto o es preferible seguir regando hasta el mismo día de la cosecha? Muchas gracias por su colaboración.

Miguel Ángel

Las plantas necesitan agua siempre. Si están deshidratadas, se marchitan y no pueden llevar a cabo los procesos vitales con normalidad. La producción de resina es un complejo proceso bioquímico que requiere numerosos pasos y mucha energía. Esta energía se obtiene, como toda la energía que utilizan las plantas, a través de la fotosíntesis. En la fotosíntesis las plantas usan la energía lumínica, el CO2 del aire y el agua que captan por sus raíces para producir hidratos de carbono, la principal fuente de energía orgánica en cualquier planta o animal. Sin agua, no hay fotosíntesis. Es cierto que en las zonas de origen de muchas variedades, sobre todo índicas, suelen darse condiciones más secas y áridas al final de la floración, que facilitan una floración sana y sin la aparición de hongos, pero si los niveles de humedad son tan bajos que la planta se marchita, la producción disminuye y la calidad de los cogollos empeora. Una cosa es ajustar el riego para que la tierra no esté siempre húmeda, pero no hay que llegar al punto de que las hojas y las ramas aparezcan caídas o mustias por falta de agua. Yo personalmente siempre riego las plantas hasta el final, no creo que la sed les ayude.

 

Nº 251 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo