Pasar al contenido principal

Abstinencia pasional

Llevo cinco meses enamorada de un compañero de trabajo y él dice que también está enamorado de mi. Me escribe poesías, me manda mensajes superrománticos, me besa en el ascensor de la oficina cuando nadie nos ve, me lanza miradas de amor desde su despacho, busca cualquier excusa para venir a mi mesa a hablar conmigo, y al final de la jornada nos besamos en el parking de las oficinas con pasión desbordante. Pero no quiere follar conmigo. No quiere quedar conmigo fuera de la oficina, y yo estoy sufriendo mucho, pero parece que mi sufrimiento no le afecta lo más mínimo. Hoy le pregunté que por qué no quiere que quedemos, y me dijo que él está bien así, que no quiere que hagamos daño a su esposa ni a mi marido, que no quiere poner en peligro su matrimonio, que no se sentiría bien diciendo que tiene una reunión para irse a follar conmigo, que nunca espere nada de él porque no va a cambiar nada de su vida, que es feliz así y que a él le gusta este amor platónico que tiene conmigo. Yo estoy loca de deseo, y estoy desesperada, porque no entiendo cómo se puede estar enamorado de alguien y no querer sexo con esa persona. Un dato importante es que él es católico, no sé si esto influirá en su decisión. ¿Cómo puedo hacer para que se atreva a cambiar?

Erika

No puedes hacer nada para cambiar a los demás. Puedes tomar decisiones sobre ti y tus sentimientos, eso sí. Puedes valorar si quieres tener una relación sin sexo, si te merece la pena, si te hace feliz. Y si la respuesta es no, puedes cortar por lo sano. La única persona que puede cambiar eres tú: él parece que lo tiene muy claro, que está feliz así. La verdad es que es un poco egoísta que él te pida que aceptes sus condiciones y que no podáis negociar cómo va a ser vuestra relación. No creo que su catolicismo sea un impedimento para tener relaciones sexuales fuera del matrimonio, las estadísticas demuestran que a la hora de ser infiel, no importa si eres religioso o no lo eres. A una amiga le pasó lo mismo y al final resultó que el chico tenía un micropene y por eso estuvo un año evitando llegar al encuentro sexual, mira a ver si es eso…

Abstinencia pasional
Ilustración: ATA

Nº 251 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo