Pasar al contenido principal

Feministas y chulos

Me llamo Anastasia y soy feminista. Fui a ver a una amiga a Roma, me lié con un amigo suyo italiano, y como perdí el avión de regreso, me quedé tres días más. No sé cómo fue, el caso es que estuvimos metidos en su casa haciendo el amor todo el fin de semana. Nos olvidamos del mundo por completo, solo salíamos a comprar comida y cervezas, y nada ni nadie pudo sacarnos de esa burbuja de amor y sexo salvaje. Yo me volví pero estuve un mes entero enganchada de aquella química sexual tan brutal que tuvimos, deseando volver a verlo, chateando con él algunas noches. Hace poco me mandó un correo preguntándome si podía hospedarse en mi casa unos días. Yo tan feliz le digo que sí, que por supuesto. Compro mil condones, limpio la casita, lleno la nevera, compro velitas y aceite de masaje, y cuando suena el timbre y abro, ahí estaba el tío con su novia, los dos muy sonrientes. Ella muy simpática, pero yo estaba furiosa porque él no me avisó, se plantó así con todo el morro. Arrasaron con la nevera, se instalaron como Pedro por su casa, no limpiaron ni un plato, tuve que oírlos follar en mi cama (yo me fui a la habitación de invitados), usaron mis velitas, y se fueron tan campantes. Bueno, uno de los días ella quedó con una amiga suya y él intentó liarse conmigo, y yo que andaba resentida, no sé por qué fui tan estúpida que caí, y no disfruté nada. Porque me sentía culpable, y porque ya no le veía tan maravilloso, nada que ver con aquel fin de semana mágico. Sigo sintiéndome fatal porque siento que he traicionado a la chica. No me hubiera gustado nada que me hicieran eso a mí, me parece desleal porque las mujeres tenemos que apoyarnos y no caer en la rivalidad. No sé si contárselo por correo a la chica, para quitarme esta sensación de culpabilidad con respecto a ella, no fui nada sororaria. Me da igual que él se entere, total, no los voy a volver a ver, me cayó tan mal, es tan mujeriego, mentiroso y estúpido que no he vuelto a chatear con él. ¡Me arrepiento tanto!

Anastasia

Anastasia, yo creo que la culpa no la tienes tú, porque el vínculo con la chica no lo tienes tú, sino él. Entiendo lo que me cuentas de la sororidad, yo también siento lo mismo con otras mujeres a las que no conozco, es una especie de solidaridad de género que nos lleva a ser leales y a cuidarnos entre nosotras, especialmente cuando hay machos alfa alrededor. Supongo que también quieres quitarte de encima ese resentimiento que experimentaste cuando aparecieron los dos sin avisar, pero no era contra ella, supongo que era contra él. Tu mayor venganza hubiese sido no acostarte con él para no darle el gusto de sentirse tan poderoso, con dos mujeres bajo el mismo techo. Pero supongo que lo mejor es no pensar tanto en lo que pasó y dejarlo atrás completamente. Porque si le escribes a ella, vuelves al triángulo de nuevo, y te metes en un follón que no te compensa porque no se puede volver atrás. Lo mejor es no darle vueltas y seguir tu vida, porque no merece la pena que pierdas tu tiempo y tu energía en algo que ya no puedes cambiar. Entonces trata de mirar hacia delante, y a otra cosa, mariposa.

Feministas y chulos
Ilustración: ATA

Nº 251 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo