Pasar al contenido principal

Soy feminista y estoy harta de los machos alfa. No encuentro pareja ni a tiros, porque todos los hombres parecen estar a años luz de nosotras. Tengo la impresión de que no se lo están trabajando en absoluto para adaptarse a los nuevos tiempos; los veo tan aferrados a la tradición y al machismo, que me parece imposible encontrar algún día un hombre que no sea machista. Yo sueño con alguien que sepa comunicarse y expresar emociones, que pueda mostrar su vulnerabilidad, que renuncie a sus privilegios de macho, que sea sincero, que limpie la mierda del váter como hago yo, y sin ningún tipo de drama. Pero parece una utopía. La convivencia es imposible con los hombres que han crecido con una criada siempre atenta a sus necesidades y deseos. Yo ya no puedo aguantar más cavernícolas, pero parece que los atraigo como moscas a la miel. Tú hablas de hombres igualitarios en tus artículos, ¿dónde están esos hombres?, ¿existen realmente o son otro mito?

Nora
Alfa
Alfa

Nora, los hombres igualitarios o feministas son muy pocos, y son como las meigas: nadie las ve, pero haberlas, haylas. A ninguno de ellos debemos mitificarlo: son personas de carne y hueso, y tienen que trabajarse el patriarcado tanto como tú o como yo. Las feministas no estamos inmunizadas y el trabajo ha de ser constante, porque son muchos siglos de patriarcado encima. Estos hombres feministas se lo están trabajando también y están ayudando a otros hombres a adquirir sus propias herramientas en talleres, grupos de varones y asociaciones de estudio sobre masculinidades; y aunque son pocos, son muy activos.

También hay muchos que sin practicar el activismo se lo están trabajando individualmente… Habría que inventar una app para detectarlos en un bar, porque siguen siendo muy pocos. La gran mayoría sigue en su trono disfrutando de sus privilegios, y nosotras no hemos nacido para educar ni para convertir a nadie. Así que si no encuentras a alguien con quien poder compartir, no pasa nada. La verdad es que yo pienso que el mundo está lleno de gente maravillosa, y que solo tenemos que encontrarnos en algún espacio común. Si siempre te mueves en círculos donde hay machos alfa, será más difícil que conozcas a otro tipo de chicos. Si amplías tus círculos de amistades y tus redes sociales, verás como hay de todo… Te será más fácil conocer a gente practicando las nuevas masculinidades. Un abrazo.

Contenido patrocinado

Nº 265 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo