Pasar al contenido principal

Obligado a la monogamia patriarcal

Estoy tratando de convencer a mi novia para que abramos la relación, pero ya no sé qué más hacer. Hemos leído libros y hemos visto documentales y películas, hemos ido a charlas sobre el tema de la poliamoría, hemos participado en asambleas en centros sociales y en foros de debate por internet, hemos hablado muchísimo a solas y con nuestros grupos de amistades, y no hay manera. Ella al principio estaba abierta a todo este mundo, porque es feminista, pero después de mucho pensarlo, me dice que no es poliamorosa, que en estos cinco años de relación no le ha gustado ningún otro chico, y que por mucho que se trabaje los celos, no va a dejar de tenerlos. Eso sí, me ha puesto como condición para seguir juntos el que no le mienta nunca, de manera que si me gustan otras mujeres y me lío con ellas tengo que contárselo para que ella pueda tomar sus decisiones, lo que significa en realidad que si soy infiel ella romperá la relación. Yo siento que ella, de este modo, me obliga a ser monógamo, por dos razones: soy incapaz de mentirle y no quiero que me deje. Siento que estoy tan enamorado que no quiero renunciar a ella por tener otras experiencias, pero siento que estamos reproduciendo toda la tradición patriarcal. Al sentirme obligado, me siento sometido, pero ella insiste en que soy libre para elegir, que nunca me va a impedir que esté con otras chicas, pero que no querrá estar más a mi lado porque no se siente capaz de compartirme. A mí me suena a chantaje: o conmigo en exclusiva, o nada. Aunque es cierto que hasta ahora no me ha gustado muchísimo una chica como para plantearme el problema, pero si llega ese momento, ¿qué haré?, ¿cómo hago para someterme a la monogamia patriarcal que me impone mi novia?

Pau
Polla feliz

Pau, lo mejor es no anticiparse. Cuando llegue el momento, si llega, tendrás que decidir. Pueden pasar muchas cosas, incluso que tu compañera no quiera dejar la relación, aunque ahora te diga que se ve incapaz de asumir que tengas otras relaciones. Puede ocurrir incluso que ocurra lo contrario: que sea ella la que quiera tener otra relación paralela porque de pronto conozca a alguien fascinante. Puede ocurrir que la relación deje de ir tan bien y que entonces no te apetezca someterte a la monogamia, pero ten en cuenta que también tanto la monogamia como la poliamoría pueden ser patriarcales, o pueden ser feministas, y que lo importante es sentirse libre para elegir qué deseas y cómo deseas vivirlo. Tu compañera ha hecho un esfuerzo y lo ha intentado, y está siendo muy honesta consigo misma y contigo al reconocerte que lo suyo no son las relaciones abiertas. Tiene todo el derecho del mundo a elegir si quiere o no convivir con otras parejas tuyas, y tú también tienes todo el derecho a vivir el amor y la sexualidad como más te guste. De hecho, eres muy libre para quedarte junto a ella o para vivir otras historias: simplemente se trata de que no puedes aunarlo todo o vivirlo todo a la vez. Quizás sí puedas hacerlo en el futuro con otras parejas, así que mi consejo es que disfrutes del presente mientras dure, y que no te anticipes: ya verás lo que haces cuando las cosas cambien en ti o en ella.

Nº 239 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo