Pasar al contenido principal

Romper en medio de una depresión

Tengo veinticinco años y, después de trece de relación (seis de ellos viviendo juntos), siento que ya no estoy enamorada de mi novio. Quise romper la relación hace ocho meses pero él se quedó sin trabajo y me dio pena pensar que nuestra separación pudiese hundirle aún más. Le he apoyado mucho en este tiempo; la semana pasada encontró trabajo pero con menos salario y en peores condiciones. No sé si seguir esperando a verle con mejores ánimos, o dar el paso ya. El problema es que llevo casi un año con ganas de darle un giro a mi vida, conocer gente nueva, viajar, hacer otras cosas, y esta situación me hace sentir atrapada, porque su depresión me afecta. No es nada fácil vivir con alguien sin energías ni ilusiones. A mí casi no me apetece hacer el amor y llevamos mucho tiempo evitando una conversación profunda acerca de nosotros. Creo que él se lo huele y por eso lo evita, ¿qué me aconsejas?

Chía
Adios
Adios

Creo que debes dar el paso ya: la situación va a ser igual de dolorosa ahora que dentro de un año, y cuanto más tiempo dejes pasar, más atrapada te sentirás y más se angustiará él. Nunca es fácil romper una relación de tanto tiempo, pero se puede hacer con mucho cariño y cuidado mutuo. A ti te va a venir de maravilla, y a él puede que también: cerrar etapas pasadas nos lleva a abrir nuevas puertas, a vivir nuevas experiencias, a cambiar ciertas dinámicas, a dejar atrás unas emociones y a experimentar otras nuevas. Todos los cambios son siempre, en general, a mejor, y estoy segura de que vas a sentirte muy bien una vez des el paso, te sinceres con tu chico y le cuentes cómo te sientes y qué te apetece hacer con tu vida. Quedaos con lo mejor de la relación y cerrad este tiempo que habéis pasado juntos con el mismo amor con el que empezasteis, y sin miedo al futuro.

Contenido patrocinado

Nº 265 ya en los quioscos y en nuestra librería virtual

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo