Pasar al contenido principal
28 de Enero de 2023 #301

Menú de usuario

Lowryder la variedad que cambió el mundo de la weed

A veces los grandes cambios comienzan con cosas minúsculas. Una pequeña semilla de Lowryder inició uno de los cambios más importantes en el cultivo de marihuana.

A veces los grandes cambios comienzan con cosas minúsculas. Una pequeña semilla de Lowryder inició uno de los cambios más importantes en el cultivo de marihuana.

La novedad que introdujo la Lowryder fue el autoflorecimiento. Las auroflorecientes no necesitan un periodo de oscuridad de 12 horas para florecer, sino que lo hacen por sí mismas.

Sin embargo, Lowryder es una variedad pobre que, junto con alguna otra autofloreciente similar, llevó a la conclusión a los cannacultores que cultivarla solo podría darse como diversión, ya que las mandanga buena solo crece mediante estos periodos de 12 horas. 10 años después la sartén está por el mango de las semillas autoflorecientes.

Si el problema era el THC quedó solucionado cuando los cannacultores perfeccionaron este tipo de planta. Gorilla Glue Auto o Fast Buds son ejemplos de marihuana de calidad con alto THC y autoflorecientes, o al menos, plantas que necesitan menos fotoperiodo para florecer. El momento clave pasa cuando las auto superan el 20% THC y alcanzan cotas de hasta un 28%. Ahí comienzan a considerarse una verdadera alternativa razonable al cultivo estándar.

Este tipo de cultivo se ha hecho popular porque facilita bastante su crecimiento, ocupan relativamente poco y pueden estar en el mismo entorno de otros cultivos más especiales sin que se estropeen. Puedes mantener un cultivo de autofloreciente en “perpetuidad” mientras el resto continúa rotando o, incluso, no es tiempo de cultivo.

La velocidad de crecimiento y maduración es lo mejor y lo peor de la planta. Lo recomendable es dejarla siempre en el mismo sitio hasta la cosecha, porque el estrés de cambiarla de lugar es el equivalente en cultivo de tener que andar con ciclos de regado y cuidado de una planta convencional. Sigue siendo el tipo de semilla ideal para los novatos precisamente porque no hay que ser muy buen cannacultor para sacarla adelante.

Sin duda, las semillas autoflorecientes, en concreto la Lowryder, supusieron una de las mayores revoluciones dentro del mundo del cannabis. Tanto que, en estos momentos, están peleando por colocarse en el centro de atención de la cultura cannábica.

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo