Andrea Langlois, traducción de Paula Lacassie