Espigamiento. Porqué ocurre y cómo controlarlo. Por Buddha Seeds

Espigamiento. Porqué ocurre y cómo controlarlo

Plantas de aspecto larguirucho y gran distancia internodal. Así se muestran las plantas espigadas en indoor. Pero ¿por qué ocurre este espigamiento? ¿Es bueno o malo? Desde Buddha Seeds nos responden a estas preguntas.

Cómo identificar las plantas espigadas

Las plantas espigadas suelen desarrollarse en indoor y presentan un crecimiento anómalo vertical involuntario hacia la luz. El aspecto que tienen a simple vista es poco deseable. Es decir, nos encontramos con ramas más largas y débiles con nodos muy distantes. Por el contrario, estas plantas presentan escasa ramificación lateral.

Como consecuencia, las plantas espigadas pueden doblarse con facilidad, son incapaces de soportar el peso de los cogollos, afectando al rendimiento de la cosecha. Por este motivo es necesario entutorar las ramas.

Sin embargo, el espigamiento no suele producirse en cultivos de exterior, aunque en ocasiones puede pasar, sobre todo cuando no se realizan trasplantes progresivos a macetas superiores o la propia planta no recibe la cantidad de luz necesaria.

Espigamiento. Porqué se produce

El espigamiento de las plantas es bastante común en los cultivos de interior. Pero ¿por qué se produce? Para averiguar el origen del problema es necesario analizar posibles factores que pueden causar el espigamiento como la luz, el calor, la zona de cultivo y la genética.

-Luz: Las plantas que no reciben las suficientes horas de luz se espigan. Es decir, crecen sin control para alcanzar la luz del foco. No obstante, hay que mantener la distancia adecuada entre la planta y el foco para evitar que se quemen las hojas.

-Calor: Cuando sobrepasamos los 27ºC de temperatura se produce un crecimiento desproporcionado de los tallos hasta superar el límite de su capacidad.

-Espacio: Cuando no disponemos de espacio suficiente en nuestro armario o sala de cultivo para un desarrollo óptimo de las plantas, estas se desarrollan débiles espigándose hacia la luz.

-Genética: desde Buddha Seeds recomendamos dar poco crecimiento a las variedades más sativas en indoor, debido a que crecen el doble o triple de su altura durante la floración. Por otro lado, las variedades índicas no crecen tanto en altura logrando una forma final más parecida a un arbusto.

-Parámetros de cultivo: Del mismo modo es importante controlar los parámetros de cultivo en interior (temperatura y humedad) así como asegurarnos que las plantas reciben una buena alimentación NPK.

Cogollos espigados. Porqué ocurre

El espigamiento también puede producirse en los cogollos. Esto puede suceder por varios motivos: si hay poca luz o poco espacio.

Si disponemos de un espacio grande y usamos un foco de baja potencia es probable que durante la floración los cogollos busquen la luz. Sobre todo, las flores que brotan de las ramas medias laterales y de la zona baja son las que no recibirán la luz adecuada.

Si las ramas de las plantas están muy juntas, incluso entremezcladas disponiendo de poco espacio solo llegará luz a la punta superior de estas y podrían acabar tapándose unas a otras. Por consiguiente, los cogollos se irán espigando en busca de luz naciendo pobres. Lo recomendable sería podar las ramas bajas de la planta que menos luz directa reciben. Hasta la segunda semana de floración se puede eliminar cualquier rama de la planta.

Cómo evitar el espigamiento de las plantas

Si queremos evitar el espigamiento en las plantas de cannabis, deberíamos asegurarnos qué variedades vamos a cultivar. Además deberemos tener en cuenta:

-Colocar el foco a una distancia prudente de la punta de las plantas. De esta manera, las plantas recibirán la suficiente luz para no espigarse y evitar quemar las hojas. Según vayan creciendo las plantas, será necesario ir regulando la altura del foco.

La potencia del foco tiene que ser correlativa al área o espacio de cultivo, por ejemplo:

  • 60x60cm – 250w HPS
  • 80 x80cm o 100x100cm – 400w HPS
  • 120x120cm – 600w HPS

Además de la distancia y la potencia del foco deberemos vigilar el espacio suficiente entre plantas para que puedan desarrollarse horizontalmente y verticalmente. Para los más principiantes no recomendamos meter muchas variedades por metro cuadrado.

Qué hacer si se espigan las plantas

Existen productos a base de hormonas para frenar el crecimiento de las plantas e inducirlas a floración.

Para reducir el espigamiento de una planta de marihuana podemos realizar podas.

Ralentizar el desarrollo radicular retrasando los trasplantes. Por ejemplo, para que no crezcan tanto las sativas haremos el trasplante antes del cambio a floración.

Conseguir una buena circulación de aire en los cultivos de interior. De esta forma, los tallos y ramas se fortalecen.

Siempre debemos recordar que lo más importante es darles unas condiciones ambientales óptimas a nuestras plantas de interior, evitando así su espigamiento.

Relacionados