Pasar al contenido principal
7 de Diciembre de 2022 #292

Menú de usuario

2-fluorodescloroketamina: ¿el último sustituto de la ketamina?

Hace un par de números publicamos una buena exposición de los sustitutos de la ketamina que habían aparecido en el mercado, sobre todo, a partir del año 2014, debido a una gran falta de esta sustancia provocada por un corte de suministro de la misma en los países asiáticos donde se producía. En este artículo describimos las características de una sustancia, la 2-fluorodescloroketamina (2FDCK), de relativa nueva aparición, vendida en internet como NPS y encontrada en muestras de ketamina como sustituta de la misma.

2-fluorodescloroketamina

Este compuesto apareció en el mercado en línea, en webs de nuevas sustancias de síntesis (NPS) en el año 2017, y justamente fue en ese año cuando analizamos la primera muestra de este compuesto. Su nombre hace referencia a la sustitución, en la molécula de ketamina, de un átomo de cloro por otro de flúor, de ahí lo de fluorodescloro. Presenta varios nombres o siglas: 2-Fl-2'-Oxo-PCM, 2-FDCK, 2-fluroketamine, 2-FK, etc. Los datos existentes sobre su farmacología, sus efectos y sus riesgos son muy escasos. Esta falta de conocimiento es un impedimento para poder aplicar medidas de reducción de riesgos en cuanto a las pautas de consumo, las mezclas con otras sustancias que puedan ser o no convenientes y otras cuestiones que hay que tener en cuenta a la hora de planificar un consumo. Con estas premisas solo podemos ofrecer unos escasos consejos con el fin de dar una orientación a aquellas avezadas personas que quieran experimentar con esta sustancia. Para ello, nos hemos basado en dos sites de referencia, que, dentro de toda la literatura que pueda encontrarse por internet, creemos que son las que más confianza nos dan, por ser proyectos afines a la reducción de riesgos y haber compartido conocimientos durante varios años en redes afines a Energy Control: PsychonautWiki y TripSit.

Dosificación

La dosificación se expresa en rangos y depende de la idiosincrasia de la persona, así que recomendamos probar con mucha cautela, siempre empezando con la cantidad más baja.

Dosis umbral: 5 mg

Dosis suave: 10-50 mg

Dosis común: 25-100 mg

Dosis fuerte: 70-175 mg

Dosis muy fuerte: a partir de 175 mg

Duración

La duración total de la experiencia, que también depende de la dosis, puede ir de 2,5 a 5 h, con un inicio de los efectos a los 15-50 min, un pico máximo de efectos a los 50-100 min y unos efectos residuales de entre 3 y 8 h.

2-fluorodescloroketamina: ¿el último sustituto de la ketamina?

Vía de administración

Al igual que la ketamina, la vía preferente es la esnifada, siendo la vía oral, probablemente, mucho menos efectiva: se necesitan mayores cantidades para obtener unos efectos similares. También existe la vía intramuscular y endovenosa, las cuales pueden tener mayores riesgos en cuanto a poder sufrir unos efectos más intensos y de aparición más súbita. Es obvio decir que siempre que se empleen jeringuillas es necesario utilizar material de un solo uso y estéril, además de apósitos para desinfectar bien la zona de punción. Siempre que se realice la administración de una sustancia vía inyectada es necesario tener unos conocimientos mínimos para no provocar lesiones en tejidos y órganos.

Mezclas

Existen posibilidades de sufrir efectos peligrosos al consumir 2FDCK junto con las siguientes sustancias:

  • Alcohol
  • GHB
  • GBL
  • Opioides
  • Tramadol

Se debe consumir con precaución junto con:

  • Benzodiazepinas (Alprazolam, diazepam, etc.)
  • IMAO (setralina, harmina, harmalina, etc.)
2-fluorodescloroketamina: ¿el último sustituto de la ketamina?

Efectos

Vamos a proponer una serie de efectos recogidos de personas que han usado esta sustancia y de fuentes con fines educativos.

  • Efectos físicos: alivio del dolor, sensaciones físicas espontáneas, euforia física, mareos, pérdida de control motor, náuseas, percepción de ligereza corporal, desorientación espacial, supresión táctil, supresión del orgasmo y pérdida del sentido del tacto.
  • Efectos cognitivos: son muy parecidos a los de la ketamina y algunas personas consideran que son casi indistinguibles. Subjetivamente, la experiencia con 2-FDCK tiende a tener un ritmo más lento junto con efectos psicodélicos distintos que difieren ligeramente de los de la ketamina. Algunas personas también informan de que 2-FDCK puede producir a veces un poco más de confusión y, en general, más dificultad para alcanzar el denominado “K-Hole” con dosis más altas, mientras que otras no parecen notar esto y, en cambio, lo tratan como algo igualmente agradable, al tiempo que conservan los mismos efectos antidepresivos que produce la ketamina. En general, se han referido los siguientes efectos: supresión de la ansiedad, redosificación compulsiva, pensamiento conceptual, aumento de la creatividad, déjà vu, despersonalización, desrealización, desinhibición, potenciación del sueño, euforia mental, potenciación de la inmersión, supresión del análisis, introspección, supresión de la memoria, muerte del ego, amnesia, distorsión del tiempo, desaceleración del pensamiento, aumento de la apreciación musical y desconexión de la conciencia.
  • Efectos visuales: visión doble, supresión de la frecuencia de los fotogramas, supresión del reconocimiento de patrones, supresión de la agudeza visual, distorsiones, cubismo ambiental, distorsiones de la perspectiva y la geometría, estados alucinatorios o de alucinación interna (entidades autónomas; ambientes, escenarios y paisajes; alucinaciones de perspectiva, escenarios y tramas).
  • Efectos auditivos: distorsiones, alucinaciones y supresiones del sonido.

¿Es ketamina?: análisis químicos

No podemos acabar este artículo sin mostrar nuestros valiosos datos analíticos, ya que con ellos podemos demostrar la presencia de esta sustancia basándonos en datos empíricos.

La 2FDCK no parece ser una sustancia con mucha prevalencia en el mercado español y su entorno europeo, no obstante, desde el año 2017 hemos detectado su presencia en doce muestras analizadas. Tres de estas muestras fueron adquiridas como ketamina. Teniendo en cuenta que las dos sustancias son muy parecidas en cuanto a aspecto y efectos, es lógico que alguien haya probado a sustituir ketamina por 2FDCK. Una ventaja de esta sustitución es la situación legal: la ketamina solo puede utilizarse bajo prescripción médica y/o en entornos clínicos, por lo tanto, su adquisición se realiza, generalmente, recurriendo al mercado ilegal, mientras que la 2FDCK presenta, actualmente, un estatus alegal y se puede adquirir en webs de NPS sin mayores problemas.

Para finalizar, decir que, aunque la 2FDCK sea muy parecida a la ketamina, solo esta última tiene la experiencia y el conocimiento, avalado científicamente durante muchos años, que ofrecen toda la información necesaria para conocer las consecuencias de su consumo: sus riesgos, sus aplicaciones, sus placeres para un consumo seguro.

Referencias

Este contenido se publicó originalmente en la Revista Cáñamo #297

Comprar versión impresaComprar versión online

Te puede interesar...

¿Te ha gustado este artículo y quieres saber más?
Aquí te dejamos una cata selecta de nuestros mejores contenidos relacionados:

Suscríbete a Cáñamo