aminoácidos

Los beneficios de los aminoácidos en el cultivo de cannabis

BioBizz

Cualquier cultivador que se precie busca siempre el mejor resultado final después de meses de trabajo y esfuerzo con sus plantas. Queremos que la cosecha sea no solo abundante, sino que también sea aromática, sabrosa, llena de matices y de sensaciones.

Un buen aporte de aminoácidos es uno de los factores más importantes a tener en cuenta a la hora de planear y llevar a cabo nuestro cultivo de cannabis. Por suerte, existe un producto 100% orgánico que es garantía de una cosecha impresionante, tanto en volumen como en sabor: es Bio·Heaven de Biobizz.

¿Qué son los aminoácidos y qué hacen para nuestras plantas?

Los aminoácidos son compuestos orgánicos que los seres vivos usan para crear proteínas. Las proteínas juegan una infinidad de papeles en el ciclo de las plantas, desde empezar y regular reacciones químicas hasta servir de “material de construcción” para nuevas células. Esto hace que los aminoácidos sean absolutamente imprescindibles en el desarrollo de las plantas.

Las plantas son capaces de sintetizar la mayoría de los aminoácidos que necesitan para un desarrollo adecuado. Los elementos que forman estos compuestos (nitrógeno, carbono, etc.) se encuentran en el suelo, a disposición de las plantas.

Sin embargo, el proceso de síntesis de estos compuestos requiere de una gran cantidad de energía por parte del organismo. Esta síntesis incluso puede detenerse por completo si las condiciones del cultivo no son las más adecuadas (temperatura, humedad, disponibilidad de nutrientes, etc.). 

¿Qué son los aminoácidos y qué hacen para nuestras plantas?

Además, los aminoácidos se crean a partir de nitratos, moléculas con contenido en nitrógeno. Como todo cultivador sabe, el nitrógeno es esencial para el crecimiento adecuado de la planta, así como para la formación de la clorofila. Por ello es preferible que la planta use el nitrógeno disponible para este fin, en lugar de gastar nutrientes y energía en la síntesis de un compuesto que podemos aportar de manera sencilla, optimizando el ciclo de la planta y aprovechando mejor sus recursos.

Por tanto, el cultivador de cannabis busca facilitar este proceso para sus plantas, puesto que el objetivo del cultivo es que la planta use su energía y recursos para darnos la mayor producción posible al final del ciclo.

Aporte de aminoácidos en el cultivo del cannabis

Aporte de aminoácidos en el cultivo del cannabis

Existen dos tipos de aminoácidos: los D-aminoácidos y los L-aminoácidos. Éstos últimos son los aminoácidos usados por los seres vivos y, por tanto, son los que debemos aportar a nuestras plantas.

Los aminoácidos se pueden dividir de las proteínas por hidrólisis de enzimas o usando álcalis. Los L-aminoácidos obtenidos por hidrólisis de proteínas no se encuentran unidos a ningún otro aminoácido mediante uniones pépticas (enlace entre el grupo amina y carboxilo). Los L-aminoácidos son aquellos que han sido más veces hidrolizados (o cortados) y separados de sus péptidos. Debido a su poco peso molecular, es decir, al ser una parte ya cortada de una proteína, las plantas son capaces de asimilar estos aminoácidos de forma muy rápida y fácil.

De esta manera conseguiremos un aporte constante de estos compuestos que nuestras plantas de cannabis usarán tanto para crecer, como para mantener su buena salud, dando como resultado unas flores de buen tamaño y cubiertas de tricomas.

El aporte de aminoácidos se puede llevar a cabo con cada riego, junto con el resto de nutrientes líquidos. Un buen ejemplo de un producto a base de aminoácidos es Bio·Heaven de Biobizz, un Potenciador 100% orgánico. 

Bio·Heaven de Biobizz aporta los L-aminoácidos que la planta de cannabis necesita

Bio·Heaven de Biobizz aporta los L-aminoácidos que la planta de cannabis necesita

Este producto nos ayuda a superar las fases más duras de un cultivo, acertando en cada uno de los procesos gracias a su formulación precisa y exacta para momentos delicados o de alta intensidad. Es un producto imprescindible en momentos de falta de agua o nutrientes, así como durante el entrenamiento de la planta o la extracción de clones.

Como potenciador, Bio·Heaven está formulado a base de aminoácidos (AA) libres. Los aminoácidos son pequeñas moléculas que se juntan para crear enlaces (péptidos) con más aminoácidos, formando polipéptidos o proteínas.

Bio·Heaven es un producto con un poder de asimilación casi instantáneo: los cambios en nuestras plantas se pueden percibir en dos días. Un correcto aporte de aminoácidos conseguirá que la planta genere aquello que esperamos de ella: flores de buen tamaño, llenas de terpenos y cannabinoides. Es por eso que este producto nos ayuda a que un cultivo orgánico pueda ser igual o superior en producción que un cultivo con fertilizantes de origen mineral.

Además, la producción de enzimas y de más aminoácidos es mucho más rápida, haciendo que el producto cree un ritmo de micro vida útil e ininterrumpida esencial para superar fases de gran crecimiento, floración o fructificación.

Otros componentes orgánicos de este producto nos ayudan a la mejora del tránsito de nutrientes facilitando la absorción de la luz del sol y el proceso de fotosíntesis, haciendo que la planta sea un ser con vida y tránsito constante de savia, puesto que los aminoácidos también juegan un papel quelante, facilitando la absorción por parte de la planta de otros nutrientes esenciales que se encuentran en el sustrato.

Al ser un producto con alta actividad de componentes activos, nos permite ver efectos notables en poco tiempo haciendo que sea un producto esencial en nuestro cuaderno de cultivo.

Bio·Heaven es altamente rico en materia orgánica y sustancias activas. Por tanto, debemos conservarlo adecuadamente entre usos, ya que las altas temperaturas y la exposición de la luz y del aire pueden hacer que el producto fermente y ya no sea posible usarlo.

Bio·Heaven de Biobizz aporta los L-aminoácidos que la planta de cannabis necesita