Pasar al contenido principal

Cabezafuego, lírica estupefaciente navarra

Cabezafuego
Cabezafuego siempre en buena compañía. Foto: Bieber Estudio

Bautizado Iñigo por sus viejos, en Mermaid, grupo en el que tocaba el triple teclado, a lo Nacho Cano, se hará llamar Firehead, nombre que con los años devendría en Cabezafuego. También tocará de todo en las bandas más desopilantes y antiflemáticas del globo terráqueo: Jugos Lixivados, Atom Rhumba, Basque Country Pharaons y Bizardunak son un breve muestrario de todas ellas.

En el 2013 se desliga un poco de estos combos musicales y comienza su periplo como cantante autosuficiente de pegadizas tonadillas de tintes pop psicodélicos que se incrustan en el córtex y te hacen tararear por las noches su estribillo. Son muchas las madrugadas en las que mi señora me ha despertado argumentando: “Cantas mientras duermes. Dices cosas como ‘Donde están las mágicas pastillas’ o ‘Cavaré mi tumba al lado de la tuya”. Mi mujer, qué cosas tiene.

Ahora, Cabezafuego, con su último engendro, un disco-tebeo titulado de la manera más epatante posible, Somos droga, responde a estas preguntas mientras esperamos, de empalmada, sentados en el parque de Los Inmortales, a que venga el Sr. Amarillo a traernos lo acordado hace media hora.

Vaya despropósito de noche... ¿Eres capaz de recordar lo que has hecho hoy antes de que empezáramos esta farra?

Me he levantado en mi antigua habitación (he vuelto al seno materno durante un mes, que mi casa está en obras), he cruzado toda la puta ciudad en bici con un tiempo de mierda para ir a mi taller… ¡Y ahora estoy contestando esta chorrada de pregunta!

Somos droga, supongo que fuimos droga, pero ¿seremos droga?

No, acabaremos solo siendo... Seremos como los serenos que nos abrían las puertas, seres muy, muy dispuestos a ayudar al prójimo por la voluntad...

Siguiendo la cantinela drogota: ¿qué es para ti la droga? Y de todas las drogas existentes, ¿con cuál te lo has pasado mejor?

Para mí la droga ya ha dejado de tener la importancia que tenía, aparte de que ya no es tan buena. Ahora es un suplemento que viene dado del acto social, como beber, fumar o hablar en los conciertos... Las setas alucinógenas son mis preferidas, pero no las metería en el saco de las drogas... La cocaína, la peor, por cierto. Saca lo peor de cada persona, aparte de que es tan mala que es aburrida.

Hablemos de tu nuevo disco. Tengo entendido que viene con un anexo tebeil incorporado al vinilo; me ha dicho un pajarraco que en el proceso de impresión del mismo echaste droga auténtica en el tóner de la tinta. ¿Es eso cierto?, ¿acaso no sabes que los Kiss ya lo hicieron antes con su sangre en un cómic que sacó la Marvel?

No, no es eso... El vinilo-tebeo está impreso normal, pero viene con una postal serigrafiada en nuestro taller, a la que le echamos todo tipo de drogas. Estamos haciendo un vídeo para que disfrutéis del proceso, so drogadictos... La postal la dibujaron al alimón el gran Kaz y el fantabuloso Ata. Por supuesto que sé lo de los Kiss... De ahí la cosa.

Me ha llamado la atención que la canción “Busco título”, de Somos droga, tiene la misma música de fondo que “De niña a mujer”, de tu anterior disco, Camina conmigo. ¿Vagancia o reciclaje?

Siempre hago un pequeño autohomenaje a mis discos anteriores... Ya que no llego a chuparme la polla, por pequeña y por poco flexible, me busco la vida de otras maneras.

En tu trayectoria musical te sueles quejar de muchas cosas, de manera velada o directamente. Uno de los grupúsculos en los que más proyectas tu animadversión suelen ser los putos moderniquis de actitudes impostadas. ¿Por qué tanto odio hacia esa minoría asquerosa pero, a priori, inofensiva?

Tampoco lo veo así, pero veo por dónde vas... Imagino que lo hago porque en el fondo soy un moderno de mierda, y me da miedo que la gente me vea así... Es como el que se mete mucho con los homosexuales, porque lo que más le gusta es mirar porno gay y correrse en el techo metiéndose el cepillo del pelo de su novia por el culo.

El single “Caramelos, 6 de julio” en cuyo videoclip, realizado por Beatriz Sánchez, sales portando una cabeza de treinta kilos con tu efigie, ¿a quién está dedicado?

A nadie en concreto... Aunque mira, ya que lo dices, se la voy a dedicar a José Diego Yllanes, el hijo de puta que mató un 7 de julio a Nagore Laffage. Bueno, la violó, la mató y la descuartizó... Era médico residente y ella enfermera en el mismo hospital. La verdad que el día 6 de julio (primer día de Sanfermines) la peña se vuelve loca..., y la verdad que es un día perfecto para hacer maldades. Pero ese malnacido está en la calle después de siete años. Ha sido un caso muy jebi aquí en Navarra, porque se manifiesta de nuevo el poder de algunas familias, que manejan todo lo que quieren y han querido desde la guerra civil. Ellos pudieron pagar a los mejores abogados, y bueno... No sabemos qué más habrán hecho para que su hijo querido no sea enculado mil millones de veces en la trena.

Somos droga
"SOMOS DROGA", Cabezafuego + VVAA (Molina, Jorge Parras, Don Rogelio J., Mauro Entrialgo, Roger, Víctor Aparicio, Paco Alcázar y Oskar Benas). Edita: Autsaider Cómics y Color Heat Records. 36 páginas + LP. PVP: 20 euros

Con la anteriormente mencionada Bea Sánchez creo que tienes montado un show multidisciplinar llamado Bumayé, ¿de qué hostias va eso?

Es algo muy divertido. Show audiovisual con música de Cabezafuego. Ella pinta, recorta, destroza... Todo en directo. Lo recoge una cámara y lo proyectamos... Tiene mucha mala baba, y mucho humor, y le va perfecto a mi rollo... La verdad que la tía me roba el show, y me encanta.

Tengo entendido que tu película favorita es Dos tontos muy tontos. ¿Te molaría que los Farrelly hicieran un biopic de tu vida? ¿Qué celebridad te molaría que actuara de ti?

Mi vida es muy aburrida.

Tocabas en Bizardunak, grupo folk punk norteño de un espíritu hedonista solo comparable a los Kojón Prieto y los Huajolotes. ¿Por qué lo dejasteis?, ¿volveréis a reuniros alguna vez?

Lo dejamos porque éramos diez amigos que montaron algo para correrse juergas, y la cosa se puso un poco seria. Antes de hacer peligrar eso, lo dejamos. Pues no sabría decirte... Yo creo que sí que tocaremos de nuevo... Es música que puedes tocar con setenta años.

Vamos a jugar al namedropping, anglicismo que descubrí el otro día, que va de que yo te suelto un nombre y tú dices lo que piensas de él brevemente:

Phil Spector.

Geniomalnacido.

Crowdfunding.

Muchomorring.

Trap.

Chavalada.

Hugo Chávez.

Putoamo.

Capitán Beefheart.

Dios pagano.

Eroski.

----.

Infojobs.

Nosequeseso.

Próstata.

Gustico.

Heteropatriarcado.

Aquí somos de matriarcado.

Mario Vaquerizo.

Me hace gracia.

Tmeo.

Grandes momentos.

Y ya la última pregunta: cuando te mueras, si alguien quisiera comunicarse contigo mediante espiritismo, ¿cómo reaccionarías?

Le diría que no me eche el aliento cerca, no lo soporto.

Mauro Entrialgo dibuja una canción de Cabezafuego

Contenido relacionado

5 canciones sobre marihuana para pasar la tarde de verano

5 canciones sobre marihuana para pasar la tarde de verano

Actuación de Deluxe

Expogrow abre la temporada

Estilos musicales para escuchar mientras estás volado

Estilos musicales para escuchar mientras estás volado

Yung Beef y el porro que casi se fuma en La Resistencia

Yung Beef y el porro que casi se fuma en La Resistencia

Los discos que más weed necesitaron para hacerse

Los discos que más weed necesitaron para hacerse

Nos vamos al Viña Rock con MarihuanaTV

El freestyle de Wiz Khalifa para el 420

Micky y “en el rollo está la solución”

La pareja de Robbie Williams le regala una granja de marihuana

La pareja de Robbie Williams le regala una granja de marihuana

Acido cuatro veinte

El rap de San Canuto

Nº 251 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo