Estamos trabajando en una nueva versión de Cáñamo. ¡Disculpa las molestias!

Más cosas que hacer con los tallos que sobran de nuestra marihuana

Más cosas que hacer con los tallos que sobran de nuestra marihuana

Redacción

Con los tallos de la marihuana se puede hacer alguna que otra cosa interesante. Aquí podéis leer algunas de ellas.

Los tallos son esas pequeñas hebras del cannabis que parecen palitos verdes que a veces llegan a la altura del cogollo. Algunas plantas tienen más, otras menos. Si pudieras comprar cannabis de “sobras” seguramente encuentres muchos más tallos en esa bolsa que en una de cannabis de primera. En otras palabras, los tallos no los quiere casi nadie. De hecho, no merece la pena fumar los tallos porque te dan tos, te irritan la garganta y, encima, no te coloca.

Pese a todo esto, con ellos podemos hacer una cuantas cosas además de admirarlos. Hace tiempo os dimos algunas recomendaciones, que vamos a incluir aquí, y añadiremos alguna más.

Te de tallos

Uno se puede hacer un té con los tallos sobrantes. El procedimiento es similar a hacerse un té normal y corriente. Pon una tetera con agua a hervir y añade aceite o mantequilla. Le puedes echar algo de tu alcohol favorito pero debes esperar a que el agua bulla, nunca antes. Luego mete los tallos desbrozados y remueve durante diez minutos. De esta manera vas a infundir el líquido. A tomar té.

Te de tallos

Cannamantequilla

Puedes usar los tallos junto a al cogollo que vayas a decarboxilar cuando estés preparando tu mantequilla cannábica. ¿Va a aumentar la potencia de la manteca? Pues no, la verdad que no, pero le va a dar un toque diferente a la presentación. Para estetas demasiado sutiles, claramente.

Cannamantequilla

Cremas tópicas de cannabis

Al igual que la receta de mantequilla infundida, puede descarboxilar los restos de la hierba con 7-10 gramos de cannabis seco. Una vez completado este proceso, puede infundir el cannabis y los tallos con aceite de coco. Esto crea la base para muchas recetas tópicas de cannabis, como bálsamos labiales y lociones.

Cremas tópicas de cannabis

Infundir bebida

Existen varios métodos para infundir una bebida, pero te dejamos uno más artesanal y underground. Pilla una botella de alcohol fuerte (vodka, por ejemplo) y por cada onza de líquido añade 1.5 gramos de tallos que hayan pasado por un grinder. Mete la botella en un lugar oscuro por tres semanas. De vez en cuando dale un meneo a la botella para que se remueva el líquido. Después está listo para tomar.

Si te gusta que el licor no sea tan fuerte puedes usarlo para crear un cocktail.

Extrae bubble hash

Si la pregunta es, ¿merece la pena gastar tiempo y esfuerzo en hacer bubble hash si no tengo la seguridad de que haya THC en los tallos? Nuestra respuesta es que tendrás que averiguarlo. No, es broma: si te decides a hacer bubble hash vas a aprender cómo estrujarle el THC a los tallos. Aquí os dejamos un tutorial sobre cómo hacerte tú bubble hash.

Extrae bubble hash