Pasar al contenido principal

Estabilizando una variedad sativa II

Reversión de un clon élite de Amnesia Haze para obtener polen “feminizado”

Macho de Amnesia Haze revertido mediante STS
Macho de Amnesia Haze revertido mediante STS

Para estabilizar una variedad sativa como Big Amnesia decidimos aplicar el método de mejora conocido como backcross o retrocruzamiento. En este caso, el parental usado para el retrocruce es un clon de Amnesia Cordobesa. Tras explicar cómo seleccionar las hembras por fenotipo, vamos a ver de qué manera se revierte el clon de Amnesia para convertirlo en macho y producir polen “feminizado”.

Como en todo trabajo destinado a la obtención de semillas feminizadas, una de las claves para conseguir una producción aceptable es hacer coincidir la fertilidad del clon que actuará como macho revertido con las hembras. Recordemos que las hembras fueron 7 ejemplares de Big Amnesia seleccionados entre 30 semillas feminizadas.

Al tener los dos parentales distintos tiempos de floración, hay que inducir la floración en distintos momentos. El clon que actuará como macho debe ser revertido mediante tiosulfato de plata o STS, antes de que las hembras entren a fotoperiodo de floración. Los tiempos en que se inducirá la floración a los parentales se explicarán un poco más adelante. De momento, veamos cómo conseguir el macho “feminizado”.

Reversión del clon élite

Existen varias fórmulas en internet para preparar una disolución de tiosulfato de plata, STS (del inglés silver thiosulfate), aunque lo más habitual es elaborar una disolución 0,1 M de tiosulfato de sodio y nitrato de plata. Ambos productos químicos pueden encontrarse con facilidad por internet en páginas de España, pero como no es deseo del autor hacer propaganda de ninguna, animamos a buscarlo vosotros mismos. El nitrato de plata también puede adquirirse en las farmacias en forma de Argenpal (para tratar las verrugas).

Una vez elaborada la primera disolución 0,1 M, que llamaremos “solución stock”, se almacenará en un lugar oscuro, pues la luz directa puede estropearla. Cuando se quiere aplicar STS sobre el clon que se quiere revertir, se diluye la solución stock en proporción 1:9, para no quemar las hojas, cosa que ralentizaría la floración. La solución con que se pulverizan las plantas se llamará “solución de trabajo”. Las aplicaciones de esta se suelen repetir cada 7 días, hasta un total de 3 aplicaciones. A partir de este momento, la producción de etileno se inhibe lo suficiente como para que la planta no saque flores femeninas.

A partir del momento en que se realiza la primera aplicación de la solución de trabajo se puede empezar a fertilizar el macho con una tabla de abonos para floración. Como lo que se quiere es conseguir un gran número de flores, la fertilización es la misma que para obtener cogollos: estimuladores, abono base de floración, carbohidratos…; cuanto mejores sean los productos usados, mayor cantidad de polen se obtendrá.

Al cabo de un par de semanas, tras el cambio de fotoperiodo, podrán apreciarse los primordios florales. Si el clon elegido es susceptible de ser “revertido”, prácticamente no aparecerán flores hembra. Hay algunas variedades más fáciles de revertir que otras. Normalmente, las variedades más sativas se resisten a sacar polen fértil. Algunos criadores prefieren empezar a rociar sus plantas con STS incluso en la fase de crecimiento para empezar a provocar antes el cambio de sexo.

Cuando el grano de polen fertiliza uno de los ovarios el resultado siempre será una semilla de planta hembra

La inhibición del etileno también se puede conseguir mediante la aplicación de giberelinas o GAs, pero este método suele dar lugar a machos con una distancia entre nudos muy larga. A nivel de autocultivo casero, en armarios con altura reducida a 2 metros, se hace inviable trabajar con este tipo de plantas, por lo que resulta mejor usar una solución de trabajo formulada a partir de STS.

En todo caso, el objetivo es conseguir un polen fértil y con una carga genética femenina, ya que el sexo es el mismo que el de la planta de la que procede. Este polen tiene la mitad de la información genética del clon Amnesia cordobesa, cuyos cromosomas sexuales son XX. Por tanto, solo puede tener la versión X del cromosoma sexual.

Las plantas que actúan como “hembras” también tienen los cromosomas sexuales XX. Los ovarios, con la mitad de la información genética, solo tiene la versión X de ese cromosoma. Cuando el grano de polen fertiliza uno de los ovarios, el resultado siempre será XX... ¡Plantas hembra! Este es el principio teórico por el que se consiguen semillas feminizadas; sin embargo, en la práctica no todas las semillas son cien por cien femeninas. La explicación de este fenómeno requeriría otro capítulo, así que dejémoslo para otra ocasión y sigamos con nuestro tema.

Sincronizar los periodos fértiles

Los tiempos en que las flores de las hembras y el macho son fértiles no coinciden. Aunque puede variar en función de la variedad cultivada, los órganos reproductivos masculinos (estambres) son fértiles tras unas 7 semanas en floración. Es en este momento cuando el polen empieza a salir por sí mismo de los sacos polínicos.

Por otro lado, el momento en que más pistilos son fértiles en las plantas hembra es alrededor de la cuarta semana. Es decir, existen tres semanas de diferencia entre la producción de polen y pistilos fértiles. Por tanto, y como norma general, el clon o clones machos se revierten con STS y se pasan a floración unas tres semanas antes que las hembras.

Según las variedades cultivadas, el tiempo de diferencia entre que se pasan unas y otras a florecer puede variar. Pongamos por caso que la hembra es una variedad sativa de larga floración, de 12 semanas. Seguramente el momento en que el mayor número de flores sean fértiles será a partir de la sexta semana de floración. En este caso, machos y hembras podrán pasarse a floración prácticamente al mismo tiempo.

Si no estamos seguros de cuánto tiempo dejar entre uno y otro parental, y para ampliar este margen, se puede trabajar con distintos machos. No está de más preparar tres o cuatro machos de la misma variedad y pasarlos a fotoperiodo de floración con unos días de diferencia. De esta manera se dispone de polen fértil durante varios días, y la posibilidad de fertilizar las hembras en el momento oportuno aumenta.

En todo caso, si lo que se quieren conseguir son unas cuantas semillas para poder seguir cultivando con nuestra propia genética, se obtendrán semillas más que de sobras. La cantidad de semillas feminizadas que se pueden obtener con cada planta es de centenares, consiguiendo miles de semillas por metro cuadrado de cultivo.

En el próximo capítulo mostraremos los rendimientos obtenidos con este cruce entre Amnesia Haze y Big Amnesia, y seguramente os llevaréis una grata sorpresa. Hasta entonces: ¡saludos y buenos humos!

Primera parte
Tercera parte

Nº 240 ya en los quioscos

Último número de la revista Cáñamo Último número de la revista Cáñamo

Contenido relacionado

Una labor entretenida: no te olvides seleccionar las semillas a mano

Estabilizando una variedad sativa III

Cruce intravarietal de Amnesia a partir de semillas y clon éLite

Estabilizando una variedad sativa